Según Conepa

Casi 2.000 empresas de reparación de coches cerraron en 2010

La Federación Española de Empresarios Profesionales de Automoción (Conepa) calcula que los cierres por motivos económicos o jubilación han afectado a cerca de 2.000 empresas de reparación de automóviles, un 4 % del total.

La Federación matiza, no obstante, que el impulso de nuevos emprendedores, muchos de ellos procedentes de los talleres que cerraron durante el año, ha compensado aproximadamente el 50 % de las bajas con nuevas aperturas.

En un balance de actividad de los talleres en 2010, Conepa estima que la demanda de servicios en los talleres de coches ha caído entre un 7 % y un 12 %, según áreas geográficas y especialidades, durante el año 2010.

La demanda de servicios de reparación de un parque automovilístico que envejece ha logrado frenar la enorme caída que se ha producido en operaciones de mantenimiento, cercana al 25 %, según los datos de Conepa, que alerta sobre los efectos que esta tendencia a "ahorrar" en revisiones periódicas de los coches pueda tener en la seguridad vial.

Conepa, que representa a 14 asociaciones en las que se integran unos 10.000 talleres, el censo global de empresas, con un número cercano a los 50.000 puntos de servicio, explica en un comunicado que la demanda de servicios de taller, débil durante los tres primeros meses del año, registró una mejora sensible durante abril y mayo, período en el que la actividad de los talleres se animó.

Sin embargo, la tendencia positiva se quebró durante el mes de junio, una época tradicionalmente positiva por la incidencia de revisiones previas al verano.

En julio, los talleres trabajaron bien, aunque sin lograr compensar las expectativas globales del verano, según la Federación.

El comienzo del otoño animó levemente el flujo de coches hacia las empresas del sector pero los dos últimos meses del año han vuelto a registrar una considerable caída de la demanda en relación con ejercicios anteriores.

Por subsectores, los especialistas en reparación de carrocerías continúan soportando mejor los efectos de la coyuntura económica que los profesionales de la electromecánica, especialmente en las zonas donde la cobertura de los seguros a todo riesgo es mayor.

Los sectores de vehículo industrial y motocicletas sufren algo menos que el de los turismos, en tanto que los talleres de pequeñas dimensiones (2 ó 3 trabajadores) se defienden mejor de la crisis económica que los que cuentan con mayor número de operarios.

Son los servicios de reparación y mantenimiento ligados a las marcas de automóviles los que mayor destrucción de puestos de trabajo han registrado, según Conepa.

A pesar de ello, las bolsas de empleo de las asociaciones integradas en Conepa han recibido y gestionado más solicitudes de trabajadores por parte de las empresas del sector que en los dos años anteriores.

Eso sí, con respecto a ejercicios pasados, se ha incrementado la demanda de puestos para oficiales de 2ª y 3ª frente a la de oficiales de 1ª y se han firmado mayoritariamente contratos de corta duración.

La organización manifiesta, por otra parte, su preocupación por el aumento del intrusismo en algunas zonas de España, tanto por parte de talleres que no cumplen las obligaciones legales, como por trabajadores en paro o necesitados de reforzar sus ingresos que realizan operaciones de reparación y mantenimiento de vehículos en locales particulares o incluso en la calle.

La federación se hace eco de las quejas de sus asociados que denuncian la falta de medidas para acabar con la competencia desleal por parte de las administraciones competentes.

Los asociados de Conepa esperan un año 2011 parecido al actual e inciden en que la falta de estabilidad económica repercutirá sensiblemente en la capacidad inversora del sector y en la creación de puestos de trabajo estables.