Universidad de Michigan

La confianza de los consumidores de EE UU sube en diciembre hasta su nivel más elevado en seis meses

El índice de confianza de los consumidores de Estados Unidos sobre la situación económica se situó en diciembre en 74,5 puntos, mejorando así los 71,6 enteros del mes anterior y los 72,5 puntos que registró hace un año, según el sondeo elaborado por la Universidad de Michigan, que destaca que se trata de su nivel más elevado en seis meses.

Por su parte, el índice sobre las actuales condiciones económicas mejoró un 9,4% con respecto a diciembre del año anterior, hasta los 85,3 puntos, gracias a programas de compra más favorables para los bienes duraderos. El indicador de expectativas económicas cayó un 2% en comparación con el mismo mes de 2009, hasta los 67,5 puntos, por unas perspectivas financieras personales más débiles.

El informe destaca que este incremento de la confianza, que alcanza su segundo nivel más alto desde principios de 2008, se debió principalmente a una mejora de las expectativas en el empleo, lo que ha hecho que los consumidores sean más propensos a gastar y a adoptar una perspectiva más favorable de la economía en general.

En este sentido, los consumidores se mostraron mucho más positivos e informaron sobre recientes cambios en la situación del mercado laboral, al mismo tiempo que esperan en mayor grado que la tasa de paro descienda el próximo año.

Por otro lado, el informe también señala que el gasto de los consumidores es probable que aumente en 2011, debido a la nueva legislación fiscal y al aumento de las ventas antes del inicio de la Navidad. En cambio, la visión que tienen de su situación financiera sigue siendo bastante negativa debido a la expectativa generalizada de que los ingresos sigan estancados.

El economista jefe de la encuesta del consumidor, Richard Curtin, subrayó que los consumidores siguen siendo bastante cautos sobre sus propias finanzas, "y tienen buenas razones", ya que es la segunda vez en 2010 que las noticias sobre el empleo mejoran la confianza.

"Teniendo en cuenta el papel destacado que las políticas gubernamentales en la recuperación y en la inversión, la próxima batalla sobre cómo reducir el déficit tendrá un impacto significativo en la confianza en 2011 y más allá", añadió.