Patrimonio de 158 millones

Amancio Ortega disuelve sus dos Sicav para invertir en el ladrillo

Cerrojazo a las dos principales Sociedades de inversión de capital variable (Sicav) del presidente de Inditex. Alazán Inversiones 2001 y Keblar dejarán de ser fondos de inversión para dedicarse al negocio inmobiliario. El patrimonio de ambos vehículos se sitúa actualmente en 60 y 98 millones de euros, respectivamente.

Amancio Ortega, fundador de Inditex, ocupa el quinto puesto
Amancio Ortega, fundador de Inditex, ocupa el quinto puesto

Banif Gestión y BBVA Patrimonios, las entidades encargadasde gestionar Alazán Inversiones 2001 y Keblar, respectivamente, han comunicado esta mañana a la CNMV la transformación de ambas sociedades de inversión en sociedades anónimas corrientes. En los hechos relevantes, se adelanta que su voluntad es "tener total disponibilidad de los fondos para acometer otras inversiones, especialmente en el sector inmobiliario".

Este movimiento es la culminación de un proceso que Amancio Ortega ha llevado efectuando desde hace varios años. A través de reiteradas disminuciones del capital social, el patrimonio de Keblar ha bajado desde los 641 millones de finales de 2006 hasta los actuales 98 millones de euros. El dinero que el empresario atesoraba en Alazán Inversiones 2001 hace cuatro años se situaba en 403 millones de euros y ahora apenas llega a los 60 millones.

Precisamente, el pasado 24 de noviembre, Alazán de Inversiones 2001 comunicó al supervisor una reducción de capital por el 33,43%, lo que en la práctica suponía la salida del vehículo de unos 30 millones de euros. Las últimas reducciones de capital efectuadas en Keblar se realizaron entre el 27 de octubre y el 17 de noviembre por un 36,81% del capital, lo que supuso que Ortega hizo caja por importe de unos 56 millones.

La tercera Sicav de Ortega por tamaño, Gramela, había quedado con un patrimonio bajo mínimos, después de la dismunución de capital por el 54,84% que efectuó el pasado 23 de noviembre. El dinero bajo gestión quedó así reducido hasta aproximadamente 4,2 millones de euros, frente a los 9,3 millones de cierre del pasado septiembre. De momento, Banif Gestión, que tutela la distribución de activos de Gramela, no ha comunicado a la CNMV su conversión en sociedad anónima.