El stock no será absorbido hasta 2015

Los constructores descartan que los bancos rebajen las casas más de su valor

El presidente de la Confederación Nacional de la Construcción (CNC), Juan Lazcano, consideró hoy "una ensoñación" la idea de que las entidades bancarias pongan a la venta en 2011 sus propiedades inmobiliarias por debajo del valor real.

"Primero porque las cosas valen lo que valen, y segundo porque es un bien producido, con unos costes y con un recorrido de disminución de precios, pero ir más allá, no imagino esa situación", explicó Lazcano en un acto de la Fundación Laboral de la Construcción.

No obstante, sí admitió la opción de que el recorrido "llegue al máximo" y las entidades financieras reduzcan el rendimiento comercial de las operaciones.

Según los expertos, los bancos y las cajas dificultan la reactivación de las ventas de los promotores inmobiliarios con las políticas comerciales agresivas que aplican para dar salida a su excedente de viviendas, a veces por debajo de su valor.

Dicho "stock", en opinión de Lazcano, no será absorbido hasta el año 2015, si bien distinguió entre la situación de las distintas comunidades autónomas, y entre la tipología de primeras o segundas residencias, que tendrán a su juicio "un recorrido más dificultoso".

En cuanto a la obra pública, cuya licitación ha disminuido un 40% en 2010, recalcó, aseguró que "la única esperanza es el Plan Extraordinario de Infraestructuras" de colaboración público-privada, y que conlleva una inversión de 17.000 millones de euros.

La otra "esperanza" para el sector, continuó Lazcano, es la salida al exterior de las empresas, y en especial la oportunidad que supone el crecimiento que están viviendo algunos países latinoamericanos.

Lazcano destacó que el "importante" patrimonio de las empresas españolas en el exterior y la "ingeniería puntera" que se aplica al sector "se ha logrado por la actividad interior", y advirtió de que "lo que no podemos hacer es parar la potencialidad, porque corremos riesgos".