Busca alternativas a las actuales conexiones

Telefónica ensaya la fibra de plástico para dar velocidad a internet en el hogar

Las telecos son conscientes de un problema cada vez más frecuente: la conexión que llega hasta la puerta de las casas de sus clientes puede ser muy rápida, pero se ralentiza en el interior. Para evitarlo, Telefónica ha participado en un proyecto europeo y ha creado una fibra de plástico que permite alcanzar una gran velocidad de transmisión de datos dentro de los hogares a coste muy competitivo.

Telefónica ensaya la fibra de plástico para dar velocidad a internet en el hogar
Telefónica ensaya la fibra de plástico para dar velocidad a internet en el hogar

El objetivo es claro: lograr que internet "vuele" dentro del hogar, y ello pese a que el número de dispositivos que la gente conecta a la red dentro de sus casas crezca más y más. ¿La solución? Telefónica I+D ha desarrollado en su centro de Boecillo (Valladolid) una fibra óptica de plástico que, según revelan sus ensayos, aumenta la velocidad de transmisión de datos dentro de las casas por encima del cable de cobre que se utiliza hoy y las conexiones inalámbricas actuales.

Eduardo Ortego Martínez, responsable del proyecto en Telefónica, explica a CincoDías que la situación que se está dando hoy les ha obligado a plantearse la necesidad de disponer de una red de un elevado ancho de banda y prestaciones. "La mayoría de los aparatos que necesitan conectividad ya incorporan una interfaz de red cableada sobre cobre o inalámbrica, pero las redes tipo Wifi que se emplean hoy funcionan sobre un espectro de frecuencia cada vez más saturado e interferido, por lo que el ancho de banda disponible y la calidad de servicio obtenido se ven notablemente disminuidos", aclara este experto, que insiste en la necesidad de disponer de una red cableada fiable y preparada para los servicios futuros dentro del hogar.

Desde la operadora se explica que los servicios más utilizados hoy en este entorno son la navegación por internet, las copias de seguridad en la red local, el intercambio de datos en redes P2P y el tráfico multimedia. Pero últimamente está creciendo el uso de copias de seguridad a través de internet y está aumentando la calidad de los servicios multimedia, con la idea de llegar a tener varios canales de alta definición simultáneamente. "De acuerdo a los estudios que hemos hecho en el proyecto europeo Alpha del que forma parte el desarrollo de esta fibra óptica de plástico sobre los servicios actuales y futuros, se han calculado unos requisitos para la red de dentro del hogar de 1 Gigabits por segundo (Gbps) y un retardo menor a 10 milisegundos.

TELEFÓNICA 3,07 -0,23%

Según Ortego, si se comparan estos requisitos con las actuales redes de acceso ADSL (hasta 20 Mbps aproximadamente), "puede parecer exagerado", pero hay que tener en cuenta, dice, que se están comenzando a desplegar las redes de fibra hasta el hogar (FTTH), las cuales podrán ofrecer unos 100 Mbps a medio plazo y de 1 Gbps a largo plazo, "y eso haría que el cuello de botella que existe hoy en la parte de acceso (debido al mayor ancho de banda en las redes de interiores) pasase a estar en la red del hogar si ésta no progresa del mismo modo", subraya.

Este experto aclara que, en este contexto, descartan, al menos de partida, las redes totalmente inalámbricas porque "hoy no hay ninguna capaz de proveer 1 Gbps con cobertura suficiente para cubrir un hogar". Ortego pone como ejemplo la tecnología LTE, en fase de desarrollo e implantación, que es capaz de dar hasta 100 Mbps.

Desde Telefónica cuentan que hoy está muy extendido el uso del cableado de cobre categoría 5 para entornos residenciales, "pero este tipo de cable está diseñado para 100 Mbps, con lo que para llegar a 1 Gbps se recomienda emplear cable de cobre de categoría 6, que ya no es tan sencillo de instalar y es más caro". Además, advierten de otra pega más: con este sistema hace falta disponer de una canalización independiente dentro del hogar para su despliegue, algo que no ocurre con las redes de fibra óptica, ya que no crean ni les afectan las interferencias electromagnéticas, porque no están fabricadas de materiales conductores de la electricidad.

Ortego, que cuenta que ha habido cinco personas trabajando directamente en este proyecto en el centro de Boecillo, señala que, dentro de las opciones de fibra óptica, la más adecuada para entornos residenciales es la de plástico "por precio, facilidad de instalación y conectorización". Según este experto, esta fibra existe desde hace muchos años, pero es ahora cuando ha mejorado notablemente. "Primero se ha usado en los automóviles, para la comunicación dentro del coche, pero ahora entra en juego el entorno doméstico y de pymes, tal y como demuestran las pruebas con más de 100 usuarios reales en Suecia y con empleados de Telefónica en España".

Tecnología más barata

Eduardo Ortego asegura que la fibra óptica de plástico ya está lista para su comercialización. "Ahora depende de los intereses de cada operadora", asegura, ya que reconoce que depende de las propias operadoras el darla a conocer. El responsable del proyecto en Telefónica comenta que las ventajas de esta tecnología son múltiples. Más allá de la velocidad de transmisión que es capaz de ofrecer y de que, al ser un cable dedicado, su uso no está limitado por terceros, está su sencillez de instalación. "A diferencia de las fibras de vidrio que precisan conectores que exceden los 30 euros, ésta no los necesita; simplemente se corta y se enchufa, lo que abarata su uso".

Una comparativa en precios entre el cable de cobre Cat5, la fibra de plástico y las fibras de sílice muestra que las dos primeras son más económicas. Además, si se añade el factor del coste de despliegue de canalizaciones, la fibra de plástico es la que obtiene mejor posición, ya que ésta puede compartir la canalización de los cables de la corriente eléctrica. "Es una tecnología muy desconocida y nuestra tarea es darla a conocer", dice Ortego, que confía en su éxito futuro.

Proyecto europeo

-Alpha es el nombre del proyecto donde está enmarcado el desarrollo de Telefónica. Está cofinanciado por la Comisión Europea dentro del séptimo programa marco. Además de Telefónica I+D participan 17 empresas y universidades de toda Europa como France Télécom y la Universidad de Bolonia.

-France Télécom centra su trabajo en la parte de red de acceso en este proyecto comunitario.