Con perspectivas negativas

Moody's rebaja la calificación del País Vasco y de las diputaciones de Guipúzcoa y Vizcaya de AAA a AA1

La agencia de calificación Moody's ha rebajado las calificaciones de emisor y de la deuda del País Vasco, así como las calificaciones de emisor de la Diputación Foral de Guipúzcoa y Vizcaya un grado, de AAA a AA1, con perspectivas negativas.

En un comunicado, Moody's ha explicado que las acciones de calificación adoptadas este viernes reflejan la disminución del rendimiento financiero de las tres entidades vascas en los últimos tres años, y un deterioro sostenido de los resultados operativos en 2010.

En este contexto, Moody's considera que "el rendimiento financiero esperado de las entidades vascas en los próximos años -cuyos resultados de operación e indicadores de la deuda es poco probable que vuelvan a los niveles anteriores a la crisis- ya no es compatible con sus pares internacionales con calificación AAA.

La calificación ''AA1'' nueva para el País Vasco y Vizcaya y Guipúzcoa recoge este esperado deterioro de su trayectoria de la deuda, que puede alcanzar el 72% de total de ingresos de explotación consolidados a fin de año 2011 (excluyendo Alava, que no ha sido calificada por Moody's).

De acuerdo con Moody''s, la perspectiva negativa asignada a la Comunidad Autónoma Vasca y a Vizcaya y Guipúzcoa se basan en la reciente revisión para la posible baja del Reino de España, que señala las perspectivas de lento crecimiento del PIB en el Estado en su conjunto, y que es probable que sigan afectando al sistema fiscal vasco en el medio plazo.

Las perspectivas también tienen en cuenta que las necesidades de financiamiento para 2011 siguen siendo "manejables" para el País Vasco y "modestas" para Vizcaya y Guipúzcoa, pero que la persistencia en la actualidad de las difíciles condiciones del mercado podría llevar a la necesidad de una deuda más alta, que posiblemente afecte a los resultados operativos de las entidades vascas.

Un retorno a una perspectiva estable requeriría ingresos fiscales adicionales, lo que apoyaría mejor de lo esperado la trayectoria de la deuda en el futuro.

Al respecto, Moody's señala que las entidades vascas gozan en la actualidad de una "generosa" exención de impuestos, "una política que, si es reducida, podría producir importantes ingresos fiscales adicionales, si fuera necesario". Una perspectiva estabilizada también requeriría mejores resultados financieros en general que los actualmente previstos por las administraciones vascas.

País Vasco

Para la Comunidad Autónoma Vasca, Moody's ha rebajado emisor a largo plazo del País Vasco y de la deuda calificaciones de ''AAA'' a ''AA1'', con una perspectiva de la calificación negativa. La rebaja fue impulsada por el rápido deterioro en la ejecución del presupuesto de la comunidad autónoma en los últimos años y la expectativa de Moody's de que esta tendencia continuará en el medio plazo.

Moody's señala el rápido aumento en el tradicionalmente bajo nivel de la deuda directa e indirecta (avales que concede el Gobierno) del País Vasco en los últimos años, a un 45% de los ingresos operativos al cierre del ejercicio 2009.

La agencia de calificación espera que esa cifra aumentará por encima del 60% en 2010, a fin de cubrir el déficit previsto de alrededor del 20% de sus ingresos corrientes, de acuerdo a los beneficios estimados para 2010.

"De cara al futuro, el anteproyecto de presupuesto para 2011 del País Vasco prevé un déficit presupuestario de aproximadamente mil millones de euros y una continua alta financiación del déficit de un 11,5% de los ingresos de explotación para el año, lo que llevará a la comunidad autónoma a aumentar sus niveles de deuda neta directa e indirecta a casi el 70% de los ingresos corrientes presupuestados", ha señalado Marisol Blázquez, analista de Moody's.

Diputación foral de Guipúzcoa

Moody's ha rebajado la calificación de emisor a largo plazo de Guipúzcoa a ''AA1'' de ''AAA'', con una perspectiva de la calificación negativa. A pesar de que Guipúzcoa sigue mostrando un buen resultado de las finanzas -como lo demuestra la continua evolución positiva de los resultados de explotación, así como ratios de deuda moderados- la ejecución presupuestaria del territorio histórico se ha deteriorado rápidamente en los últimos años, según apunta la agencia.

Moody's estima que el déficit de Guipúzcoa irá en torno al 18% de sus ingresos de explotación y la deuda directa e indirecta en relación a los ingresos corrientes tendrán un ratio en torno al 50%, lo que es un aumento significativo respecto al 20% en 2008.

Sin embargo, la agencia de calificación prevé una buena recuperación la recaudación de impuestos en 2011, que se refleja en una mejora en su presupuesto del financiamiento del déficit del 7% de los ingresos de explotación.

Diputación foral de Vizcaya

Moody's ha rebajado la calificación de emisor a largo plazo de ''AAA'' a ''AA1'' de Vizcaya, con una perspectiva de la calificación negativa. La rebaja es impulsada por el debilitamiento del resultado financiero del territorio en los últimos años, en gran parte dada la disminución de un 16% en la recaudación de impuestos entre 2008 y 2009, y el mantenimiento de altos niveles de gastos de capital.

Estos factores llevaron a Vizcaya a alcanzar un déficit de financiación del 12% de los ingresos de explotación en 2009. Para 2010, la tendencia que Moody''s espera es que mejore un poco con el déficit previsto en el 9% de los ingresos de explotación, que los proyectos de Vizcaya aumentarán su deuda neta directa e indirecta a valores aproximadamente un 18% en comparación con 2009 (a 1,1 billones de euros).