Ha confirmado la "confianza" en Dublín

Sarkozy ve "sorprendente" que Moody's rebaje la nota de Irlanda

El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha asegurado hoy que le parece "sorprendente" que la agencia de calificación crediticia Moody's haya rebajado cinco escalones el rating de Irlanda, desde 'Aa2' hasta 'Baa1' con perspectiva 'negativa'.

"No entiendo lo que hacen. Es su derecho", ha declarado en rueda de prensa en Bruselas, al término del Consejo Europeo, al ser preguntado por su valoración sobre la reducción de la nota de Irlanda que Moody's ha decidido este viernes por el incremento de la incertidumbre sobre las perspectivas económicas del país y las dificultades del sector financiero irlandés.

El presidente galo ha confirmado la "confianza" en el Gobierno irlandés y el apoyo de la UE a Dublín a través del fondo de rescate que "ya está en marcha". "Esa decisión -ha dicho en referencia al anuncio de Moody's- la calificaría simplemente de sorprendente, sin más comentarios".

Además, al igual que lo ha hecho la canciller alemana, Angela Merkel, Sarkozy se ha apartado de la idea propuesta por el presidente del Eurogrupo y primer ministro luxemburgués, Jean-Claude Juncker, de lanzar la emisión de eurobonos.

"Decir que soy totalmente soberano y autónomo para recoger ingresos, pero mi deuda la transfiero al escalón superior * ¿Imaginan la incoherencia?", se ha preguntado el presidente francés para tachar de "incoherente" tal iniciativa y opinar que "ahora no tiene sentido" discutir sobre la armonización fiscal de Europa, "lo que incluiría los eurobonos".

"No es malo que haya ideas, las ideas no son culpables por sí mismas. Pero es un sistema curioso decir que tal país tiene la libertad, autónoma y soberana, de fijar la tasa más baja de Europa sobre los beneficios, y al mismo tiempo decir que tendría la capacidad de transferir su deuda a nivel europeo. Simplemente no tiene sentido", ha resumido.

Por ello ha insistido en que para iniciar esa reflexión es necesario pasar primero por crear un "gobierno económico europeo, una política económica armonizada, más integrada, que se reduzca la brecha de competitividad".