Piden un giro de la política del Gobierno

Los sindicatos convocan para mañana más de 40 manifestaciones en toda España

CC OO y UGT han convocado para mañana más de 40 manifestaciones en toda España para volver a advertirle al Gobierno de que debe dar un giro a su política económica si no quiere que el conflicto social vaya en aumento.

Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CC OO, Ignacio Fernández Toxo, junto al coordinador general de IU, Cayo Lara
Los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CC OO, Ignacio Fernández Toxo, junto al coordinador general de IU, Cayo Lara

Los sindicatos enmarcan estas manifestaciones en la campaña de movilizaciones que iniciaron con la aprobación de la reforma laboral, primero con la celebración de la huelga general el pasado 29 de septiembre, después con asambleas y concentraciones el pasado miércoles, y mañana con protestas en las principales capitales de provincia.

Con todos estos actos, CC OO y UGT quieren hacer recapacitar al Gobierno sobre su reforma laboral y darle un toque de atención importante respecto a la reforma de pensiones.

Aunque el Pacto de Toledo no ha llegado a un acuerdo sobre la ampliación de la edad de jubilación, el Gobierno sigue insistiendo en que es una fórmula necesaria para garantizar a futuro el sistema de la Seguridad Social.

Pero los sindicatos han dicho que por ahí no pasan y que si el Gobierno se empecina en 'colar' esta medida en 'decretazo' se arriesga a que las movilizaciones sindicales pasen a mayores, es decir, que no descartan volver a convocar una huelga general en el caso de que la edad legal de jubilación se fije en 67 años, frente a los 65 años actuales.

Quieren que el gobierno recapacite

A la espera de cómo quedará este asunto el próximo 28 de enero, cuando se apruebe la reforma de pensiones según el plazo fijado por el Gobierno, CC OO y UGT no se han quedado de brazos cruzados y han registrado una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) en el Congreso para tratar de modificar los aspectos más lesivos de otra de las iniciativas del Ejecutivo, la reforma laboral.

Los sindicatos se quejan de que esta ley está produciendo el efecto contrario al que se pretendía, pues en lugar de reducir la temporalidad, la está incrementando, a lo que se une que tampoco está contribuyendo a la creación de empleo.

CC OO y UGT entienden que las medidas de ajuste que ha adoptado el Gobierno y cuya última expresión ha sido la eliminación de la ayuda de 426 euros a parados sin ingresos no son más que un intento de contentar a los mercados financieros para tratar de ganar algo de credibilidad en el exterior.

Los sindicatos esperan que sus movilizaciones sirvan para que el Gobierno recapacite sobre todo esto y dé marcha atrás en algunas cuestiones de calado, como la reforma laboral, la ampliación de la edad de jubilación, la supresión de los 426 euros o el nuevo frente que podría abrir el Gobierno si sube el salario mínimo interprofesional (SMI) en 2011 por debajo de la inflación.

Toxo: "está en manos del Gobierno" impedir otra huelga general

El secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, ha afirmado que el Ejecutivo socialista "no puede seguir gobernando contra la mayoría de la sociedad española". Así ha señalado que "está en manos del Gobierno" impedir otra huelga general.

El dirigente sindical ha realizado estas manifestaciones en el transcurso de una rueda de prensa que ofreció en la fábrica de Santa Bárbara Sistemas en Trubia (Oviedo), donde ha recordado la convocatoria de movilización de este sábado 18 de diciembre en rechazo a la política económica y social del Gobierno, y muy especialmente a la reforma laboral y al retraso de la edad de jubilación a los 67 años.

Fernández Toxo se ha mostrado muy crítico con el Gobierno encabezado por José Luis Rodríguez Zapatero y ha señalado que resulta "paradójico" que el PP defienda la jubilación a los 65 años y que el PSOE la fije a los 67. A su juicio, el Gobierno socialista, con sus políticas, está dejando libres "sus flancos derecho e izquierdo".

Así, señala que las manifestaciones de este sábado deberían ser suficientes para que el Gobierno "entienda que no se puede gobernar contra la opinión de la sociedad española". A su juicio, y en vista de la situación, en España habrá movilizaciones "crecientes", sin descartar una huelga general.