La rentabilidad supera el 5%

El Tesoro coloca 2.400 millones en obligaciones al mayor interés desde 1997

El Tesoro ha colocado esta mañana 1.782,47 millones de euros en obligaciones a diez años con un interés marginal del 5,485%, por encima del 4,632% anterior, y 618,67 millones en obligaciones a 15 años con una rentabilidad del 5,968%, superior al 4,552% de la anterior puja. Al igual que ha ocurrido en las últimas subastas celebradas por el Tesoro, la demanda ha sido muy superior al nominal adjudicado, ya que las entidades solicitaron 4.573 millones.

La rentabilidad media ha sido del 5,446% para los bonos a diez años, frente al 4,615% de la última, y del 5,953% para los bonos a 15 años, frente al 4,541% de la anterior subasta. De este modo, la rentabilidad ha superado el 5%, tasa que no se alcanzaba desde 1997.

La última subasta de obligaciones a 15 años, realizada el pasado 21 de octubre, logró adjudicar 2.909,50 millones de euros de los 4.185,11 millones solicitados, con una rentabilidad del 4,552%, cuatro décimas inferior a la de la subasta anterior.

Esta reducción de la rentabilidad se debió al incremento de la confianza provocada por la mejora de la prima de riesgo ofrecida a los inversores de los países periféricos de la zona euro con respecto al 'bund' alemán.

Un mes más tarde, el 18 de noviembre, el Tesoro llevó a cabo la última subasta hasta la fecha de obligaciones a 10 años, con un tipo de interés del 4,632%, esta vez casi medio punto porcentual superior al de la anterior operación. La emisión logró colocar 2.585,12 millones de euros, frente a una demanda de 4.748,15 millones de euros.

De esta forma se confirmaba la nueva tendencia al alza de la rentabilidad de la deuda española por el último brote de desconfianza en los mercados ante un posible contagio de la crisis de Irlanda y Portugal, y el 'toque de atención' de Bruselas, que consideraba que la reforma de las pensiones planteada por el Gobierno es aún insuficiente. La prima de riesgo rondaba los 200 puntos básicos.

Actualmente, el Gobierno ya ha anunciado que habrá reforma de las pensiones el 28 de noviembre. Sin embargo, la prima de riesgo sigue instalada en torno a los 240 puntos básicos, y esta vez ha sido Moody's quien ha hecho saltar las alarmas.

Tras las dudas mostradas por los mercados sobre la solvencia de España, ''tocada'' después de los rescates a Grecia e Irlanda, ayer la agencia de calificación Moody''s empeoró aún más este panorama, colocando la nota de solvencia del país en revisión para una posible rebaja por su "vulnerabilidad" a las tensiones derivadas de las necesidades de refinanciación en 2011.

Ello ha obligado al Tesoro a elevar la rentabilidad de sus emisiones hasta niveles desconocidos desde hace más de una década para garantizar el éxito de las mismas que, no obstante, han tenido una gran aceptación entre los inversores, dado que la demanda en la subasta a 10 años casi ha duplicado el importe adjudicado, mientras que en la emisión a 15 años, la ha más que duplicado.

A pesar de las dudas que aún se ciernen sobre la economía española, el Tesoro tendrá aún una oportunidad más antes de que acabe el año para demostrar la solvencia de España a los mercados, con una subasta de letras a 3 y 6 meses que tendrá lugar el martes 21 de diciembre.