Quiere ser sede permanente del Mobile World Congress

Barcelona promociona en Londres su candidatura a la capitalidad mundial de telefonía

Una delegación del Ayuntamiento de Barcelona se reúne esta semana en Londres con la cúpula de la GSMA, la asociación que organiza el Mobile World Congress de telefonía, con el objetivo de promocionar su candidatura para convertirse en la sede mundial permanente de las comunicaciones móviles. El alcalde barcelonés, Jordi Hereu, ha afirmado que esta capitalidad supondría la captación de inversiones de grupos del sector y la ubicación de un centro tecnológico puntero. Con todo, la iniciativa catalana compite con Amsterdam, Colonia, Munich, Milán y París.

Vista general de la última edición del Mobile World Congress, celebrada en Barcelona en febrero de 2010
Vista general de la última edición del Mobile World Congress, celebrada en Barcelona en febrero de 2010

La asociación GSMA decidirá dentro de un año la capital mundial de las tecnologías de comunicación móvil. Las seis candidatas actuales (Barcelona, Amsterdam, Colonia, Munich, Milán y París) presentan en las últimas semanas sus candidaturas para que en enero próximo la GSMA realice una primera eliminatoria en la que quedarán sólo tres de las ciudades citadas. Fuentes del ayuntamiento barcelonés han explicado que esta misma semana una delegación capitaneada por el consistorio viajará a Londres para promocionar su opción, que contará con el apoyo del Gobierno central y autonómico.

El alcalde de la capital catalana, Jordi Hereu, se ha referido a este proyecto en el acto de presentación del plan de futuro de Fira de Barcelona, asegurando que se trata de una iniciativa de máxima importancia "porque esperamos que se traduzca en inversiones de operadores del sector". Además, la designación de Barcelona como capital mundial del móvil supondría la instalación de un centro tecnológico del sector, la organización del salón Mobile World Congress entre 2013 y 2017 y la organización de un festival cultural.

Precisamente, Fira de Barcelona organizará el certamen el año próximo (entre el 14 y el 17 de febrero) y en 2012, uno de los salones de más éxito en las últimas ediciones, con 49.000 visitantes profesionales de más de 200 países, de los que 2.800 son altos directivos. este será uno de los puntales del próximo ejercicio de la institución ferial, que prevé alcanzar unos ingresos de 111 millones de euros, frente a los 101 millones con que prevé cerrar el presente ejercicio. El director general de Fira de Barcelona, Agustín Cordón, explicó la estrategia de crecimiento para los próximos cinco años, período en el que espera triplicar la actividad internacional, pasando de generar un 11% de los ingresos en el exterior al 30%. Por el momento, la organización ferial no ha cerrado ningún acuerdo, pero estudia realizar operaciones en países emergentes como Chia, India, Singapur, Vietnam, Marruecos y Brasil.