Por unas condiciones económicas "injustas"

Las agencias boicotean el concurso de la DGT para las campañas de 2011

La Aeacp, la asociación que agrupa a las principales agencias de publicidad en España, ha decidido recurrir las condiciones del concurso convocado por la DGT para las campañas de seguridad vial de 2011, el mayor contrato público de publicidad que se adjudica cada año. La asociación denuncia unas condiciones económicas "injustas" y recomienda a las empresas que no participen en la licitación.

El pliego del concurso, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado día 1, recoge que el contrato será por 8,5 millones de euros netos: 1,7 millones por la estrategia y concepto de comunicación general de las campañas, así como la produccíón de las piezas publicitarias; y el resto, por la contratación de medios para su difusión.

Las agencias critican la forma en la que se va a valorar la parte económica de las ofertas que se presenten. Según explican desde la Aeacp, la DGT ha decidido que para que una propuesta consiga la puntuación máxima en este apartado la comisión de agencia no supere el 3%.

El comité ejecutivo de la asociación considera que, con en estas condiciones, no es posible ofrecer un servicio "adecuado y eficaz" por parte de la agencia que se adjudique el contrato. Por ello, y con el dictamen favorable de su asesor jurídico, ha tomado la decisión de interponer un recurso especial de impugnación.

Asimismo, y en coherencia con esta decisión, ha recomendado a todas las agencias que no acudan a la convocatoria de la DGT. Los asociados de la Aeacp son cerca de medio centenar de empresa que aglutinan el 80% de la inversión publicitaria en España.

Tradicionalmente, las campañas de comunicación de Tráfico y las del Ministerio de Defensa para reclutamiento son las más importantes por presupuesto que se ponen en marcha desde el Gobierno central.

Tráfico: el pliego cuenta con todos los avales

Desde la DGT expresaron su sorpresa por la decisión de las agencias y subrayaron la legalidad de las condiciones del concurso, que cuentan con el visto bueno de la Abogacía del Estado y de los interventores de Economía y Hacienda.

"Cada año se cambian las condiciones, para mejorar y adaptarnos a las necesidades de cada momento", añadieron las fuentes consultadas. Desde la DGT recordaron que el precio sólo tiene un peso del 40% en la adjudicación final y que el resto (un 60%) depende de los elementos de estrategia y de la creatividad de la oferta.