Contaría con el apoyo de más de 50 organizaciones

Rosell: mi candidatura a la CEOE es "la unitaria" y los demás pueden sumarse

El candidato a la presidencia de la CEOE, Joan Rosell, ha asegurado hoy que su candidatura "es la unitaria", porque considera que con los apoyos que tiene "no se puede llamar de otra manera", aunque está dispuesto a que los demás "se sumen si quieren".

Joan Rosell
Joan Rosell

Durante su participación en un desayuno organizado por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), el presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo explicó que formalizará entre las 20.00 y las 22.00 horas su candidatura para la que dice contar con el apoyo de más de 50 organizaciones empresariales y territoriales.

Por esta razón, insistió en que su lista es la única unitaria, ya que "son más los que están dentro que los que se quedan fuera".

Rosell se ha mostrado convencido de que aglutina más apoyos que sus contrincantes, el presidente de la patronal andaluza, Santiago Herrero, y el de la tecnológica AMETIC, Jesús Banegas, con los que ha dicho no haber mantenido ningún contacto durante la campaña electoral.

No obstante, no ha descartado la posibilidad de llegar a un acuerdo, pero ha dejado entrever que dicho acuerdo pasaría por que los otros dos candidatos se retirasen y le dieran su respaldo, porque -según ha dicho- hay que evaluar con objetividad los apoyos con los que cuenta cada uno.

"Yo estoy dispuesto a sumar, pero en función de los apoyos que tengamos cada uno e intentando ser lo más objetivos posibles", ha afirmado Rosell, que está seguro de sus posibilidades y no se ha mostrado preocupado por la posibilidad de que Banegas y Herrero puedan sumar fuerzas antes del día de las elecciones.

En cualquier caso, ha dicho que si finalmente gana las elecciones su idea es "integrar a todos", como hizo cuando llegó a la presidencia de la patronal catalana.

Sobre la futura estructura de la CEOE tiene muy claro que ha de ser adelgazada en el número de cargos directivos, pero sin llegar a un régimen "presidencialista".

En este sentido, ha apuntado que reduciría las 21 vicepresidencias actuales a un número de entre 6 y 10, que tendrían claramente delimitadas sus competencias y trabajarían en estrecha relación con el presidente.

También pretende recortar comisiones para que en lugar de 22 haya un número "muy parecido al número de ministros que tenga el Gobierno central", aunque ha aclarado que no tiene la intención de convertir a la CEOE en un "gobierno en la sombra", pero sí la pretensión de influir sobre él, cualquiera que sea su signo, para que legisle "en clave empresarial".

Rosell abogó por una patronal más transparente, que audite y evalúe la gestión de sus directivos, porque servirá de ejemplo para que organizaciones más pequeñas hagan lo mismo.

Ha reconocido que los problemas particulares del actual presidente Gerardo Díaz Ferrán han dañado la imagen de la CEOE, razón por la que su candidatura ya ha contratado a un equipo de expertos en publicidad que les están dando ideas sobre el tipo de campañas que podría lanzar la patronal para reforzar su imagen.