Después, Francia y Alemania

Los bancos españoles acumulan la tercera parte de la exposición de la banca mundial a Portugal

La exposición de los bancos españoles a Portugal alcanzó, a finales del segundo trimestre de 2010, los 98.300 millones de dólares (73.421 millones de euros), lo que supone un 33,5% de la exposición de toda la banca mundial, que era de 292.600 millones de dólares (218.546 millones de euros), según los últimos datos publicados por el Banco Internacional de Pagos.

Tras España, los países con mayor exposición a Portugal son Francia, con 48,5 millones de dólares (36,2 millones de euros); Alemania, con 44,3 millones de dólares (33 millones de euros), y Estados Unidos, con 35,6 millones de dólares (26,5 millones de euros).

En concreto, las entidades españolas están especialmente expuestas al sector privado no bancario de Portugal, con 62,7 millones de dólares (46,8 millones de euros), lo que supone un 54,7% de la exposición del conjunto de la banca internacional, que ascendió hasta los 114.600 millones de dólares (85.588 millones de euros), y muy por encima de la exposición de las principales economías de la eurozona, como Francia o Alemania.

Por su parte, la exposición al sector público luso alcanzó los 8,1 millones de dólares (seis millones de euros), un 18,4% de los 44 millones de dólares (32,8 millones de euros) de activos que poseía a finales del segundo trimestre la banca mundial. Esta cifra es inferior a la de los bancos franceses, que era de 14,2 millones de dólares (10,6 millones de euros), y tan sólo ligeramente superior a la de las entidades alemanas, que era de 7,4 millones de dólares (5,5 millones de euros).

Respecto al sector bancario portugués, el valor de los activos que poseían las entidades españolas alcanzó los siete millones de dólares (5,2 millones de euros), un 13,1% de la exposición total al sector financiero luso, que era de 53,2 millones de dólares (39,7 millones de euros).

Los 20,6 millones de dólares (15,3 millones de euros) restantes de la exposición de los bancos españoles al país luso corresponden a los que el BIS denomina 'Otras posiciones', que hace referencia al valor de mercado positivo de la suma de derivados, garantías concedidas y compromisos crediticios.

Escasa exposición a Grecia e Irlanda

La elevada exposición de la banca española a Portugal contrasta con el valor de los activos que posee de los dos países que ya se han acogido al plan de ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europea (UE), Grecia e Irlanda.

Así, la exposición a Grecia era a finales de junio de 1.300 millones de dólares (970 millones de euros), un 0,5% de los 252.100 millones de dólares (188.346 millones de euros) que alcanzó la exposición total. Francia es el país que más activos griegos posee, con un valor de 83,1 millones de dólares (62 millones de euros), un 32,9% del total, seguida de Alemania, con 65,4 millones de dólares (48,8 millones de euros).

En el caso de Irlanda, el valor de los activos que poseían los bancos españoles alcanzó los 17,7 millones de dólares (13,2 millones de euros), un 2,3% del total. Las economías más expuestas a Irlanda fueron la británica y la alemana, con 187.500 millones de dólares (140.009 millones de euros) y 186.400 millones de dólares (139.175 millones de euros), respectivamente.