Para estar acorde con los países más competitivos

Borrell: "Si yo fuera presidente del Gobierno subiría los impuestos"

El ex ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente y ex presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, ha afirmado que si él fuera presidente del Gobierno subiría los impuestos, al considerar que España no tiene un nivel fiscal "acorde" al de los países más competitivos del mundo como los del Norte de Europa.

El actual presidente del Instituto Universitario Europeo de Florencia, que intervino en una asamblea general extraordinaria de Tecniberia, hizo hincapié en que la presión fiscal de España continúa siendo una de las más bajas de la Unión Europea y consideró que la congelación de las pensiones llevada a cabo por el Gobierno "no tiene lógica".

Asimismo, contextualizó la crisis y recalcó que las consecuencias sociales y económicas derivadas de la misma están siendo "muy dramáticas" para todos, para después señalar que se podría haber evitado esta situación "si los griegos no fueran unos grandes defraudadores fiscales".

No obstante, Borrell defendió que España es uno de los países con menor deuda pública respecto al PIB y es el único país que "casi" cumple con los criterios de Maastricht a diferencia de otros como Alemania. Aun así, destacó que el alto volumen de la deuda privada ha generado la desconfianza actual de los mercados.

También instó al Banco Central Europeo (BCE) a la compra de mayor deuda pública en los mercados secundarios e hizo referencia a los Eurobonos como una buena forma de financiar la inversión de manera comunitaria.

Sin inversión no hay crecimiento

Respecto a los ajustes presupuestarios, el ex ministro socialista destacó que si se recorta la inversión se correrá "el serio riesgo de descapitalizar Europa", e insistió en el ejemplo de Alemania que aun en época de crisis apuesta por la educación superior y la innovación, terrenos a los que dedica inversión.

"Hablaremos de recesión si no se excluye la inversión de los ajustes presupuestarios", mantuvo Borrell a la vez que hizo referencia a los Eurobonos como una buena forma de financiar la inversión de manera comunitaria.

El ex presidente del Parlamento Europeo, que se definió a sí mismo como un "realista bien informado", reiteró su pensamiento de que España necesita inversión y señaló el sector del transporte de mercancías por ferrocarril o el litoral mediterráneo como algunos de los puntos débiles de la inversión nacional.

Borrell precisó que el cambio del modelo productivo pasa por la capacitación de la tecnología e insistió en la importancia que la Ingeniería corre en este terreno. Además, dijo alegrarse de que el Gobierno haya salido de su "indecisión" en el desarrollo de las energías renovables, un campo en el que auguró un "gran futuro" a los ingenieros.

"Abuso" de la alta velocidad

Preguntado sobre la ampliación de las líneas ferroviarias de alta velocidad en España, el que fuera ministro de Obras Públicas afirmó que quizá se haya realizado un "abuso" en este terreno. "Cuando hablamos de que somos el país con más kilómetros de alta velocidad no sé hasta que punto se demuestra la calidad de elección de los proyectos", remarcó.

Asimismo, en referencia a las posibilidades de internacionalización del sector de la ingeniería, Borrell destacó que las empresas españolas tienen "capacidad" para desarrollarse en otros territorios y subrayó que en algunos países, como los africanos, existe demanda externa para hacerlo.

Por último, apeló al Ejecutivo a invertir y aseguró que España está pagando "las culpas de un sistema excesivamente gestionado". "Seguro que con lo que hemos gastado por reflotar Caja Castilla-La Mancha podríamos haber invertido en el sector de la ingeniería", concluyó.