Comparecencia de Berlusconi

El Parlamento italiano inicia hoy el debate sobre el futuro de su Gobierno

El Parlamento italiano iniciará hoy el debate sobre la suerte de su Gobierno con la comparecencia, primero, del primer ministro, Silvio Berlusconi, en el Senado, donde pedirá la confianza para su Ejecutivo, mientras que por la tarde la Cámara de los Diputados acogerá la discusión sobre la moción de censura.

La incertidumbre política por lo que podrá pasar mañana en Italia cuando el Gobierno afronte estas decisivas votaciones es total y por el momento son pocos los que se atreven hacer apuestas sobre los resultados que arrojará el Parlamento.

Tanto medios de comunicación italianos como analistas políticos hablan de márgenes muy ajustados en la Cámara de los Diputados y concluyen en afirmar que la continuidad dependerá de las abstenciones y de los indecisos, tres diputados, que todavía no han definido su voto.

El diario La Repubblica baraja las cifras de 313 diputados que retirarán mañana su confianza al Gobierno frente a 311 que lo sostendrían, mientras recuerda que todavía hay tres indecisos que podrían cambiar la balanza.

Por su parte, Corriere della Sera indica que la mayoría conservadora por el momento cuenta con un mínimo de 312 votos a su favor asegurados en la cámara baja y con un máximo de 316, mientras la oposición goza del consenso de un mínimo de 308 diputados y un máximo de 314.

Supuesta compra de votos

Todo esto sucede en medio de la polémica levantada por la Fiscalía de Roma, que ha abierto una investigación sobre una supuesta trama de compra de votos por parte de Berlusconi para asegurarse la confianza de la cámara baja.

Entre los pocos que se atreven a avanzar un resultado de la votación en la Cámara de los Diputados está el presidente de este hemiciclo y ex aliado de Berlusconi, Gianfranco Fini.

En una entrevista a un programa de televisión ofrecida ayer comentó: "No tengo una bola de cristal pero creo que puedo decir que el presidente no obtendrá la confianza en la Cámara de los Diputados".

Fini subrayó que, sea cual sea el resultado de la votación, a partir del martes su grupo parlamentario, Futuro y Libertad (FLI), no formará parte de la mayoría conservadora y pasará a formar parte de la oposición.

Por otro lado, el presidente de la Cámara de los Diputados lanzó un ataque frontal a Berlusconi al afirmar que lo que interesa más al primer ministro de poder permanecer en el cargo es que de este modo puede beneficiarse de la "ley del legítimo impedimento", la norma a la que el mandatario se ha acogido en reiteradas ocasiones para ausentarse de los dos juicios que tiene pendientes.

El Parlamento aprobó a principios de este año la norma del "legítimo impedimento", que permite a Berlusconi y sus ministros ausentarse de juicios por "compromisos oficiales".

Estaba previsto que el Tribunal Constitucional se pronunciara sobre la norma este martes, aunque el dictamen fue aplazado en vista de las mociones que se votan en el Parlamento.