Caja Madrid y Bancaja se reparten las direcciones del SIP

El nuevo banco liderado por Caja Madrid y Bancaja ha completado los nombramientos de su consejo de administración y cúpula directiva. Como responsable del negocio del banco se ha designado al director general de Bancaja, Aurelio Izquierdo. Dos direcciones generales corresponden a Caja Madrid y dos a la entidad valenciana.

El nuevo banco constituido por Caja Madrid, Bancaja, las cajas Insular de Canarias, Ávila, Rioja, Segovia y Laietana está listo para operar el próximo 2 de enero. Será la tercera entidad financiera española, por delate de La Caixa.

El viernes en la reunión de su primer consejo se nombró a sus primeros directivos, y se completó su consejo de administración con la entrada de dos independientes: Juan Llopart Pérez -miembro de la asamblea de Caja Madrid por el PP, consejero de NH Hoteles y Grupo Zeta- y José Manuel Serra Peris -secretario de Estado de Industria con José María Aznar, abogado del Estado y consejero de Ence, Corporación Financiera Alba, Iberia o Martinsa-.

La cúpula directiva se ha repartido entre los principales ejecutivos de Caja Madrid y de Bancaja.

Amat y Sánchez Barcoj

La entidad madrileña aporta a su director general de negocio, Matías Amat, para que ocupe la dirección general de participadas; y a su director general financiero y de medios, Ildefonso Sánchez Barcoj, que se encargará de la dirección general financiera y de riesgos.

Además, el director de gabinete de presidencia de Caja Madrid, Luis Maldonado, pasa a ser el director de gabinete de presidencia, estrategia y desarrollo corporativo; mientras que el secretario general y del consejo, Miguel Crespo, asumirá las mismas funciones en el banco.

Bancaja, mientras, ha colocado a su director general, Aurelio Izquierdo, como responsable de negocio del banco, el puesto más influyente de la nueva entidad.

Su director general adjunto, Pedro Vázquez, será el director general de medios; mientras que se designa director de auditoría de la nueva entidad al director financiero de Bancaja, Miguel Ángel Soriano.

Ni un fichaje, algo que en un primer momento ha llamado la atención, puesto que en círculos financieros se especulaba con el nombramiento de un consejero delegado para llevar el día a día del banco. Pese a todo, fuentes cercanas al SIP aseguran que esta decisión no se ha descartado, solo aplazado unos meses.

Fuentes cercanas a las entidades que componen esta fusión virtual aseguran que el objetivo es fichar a un consejero delegado del que dependan todos los directores generales antes del verano.

La nueva entidad espera obtener unas sinergias de 500 millones anuales a partir de 2013, año en el que habrá mejorado su eficiencia tras cerrar el 12% de sus oficinas y reducir más del 15% su plantilla, mayoritariamente a través de prejubilaciones. Las negociaciones con los sindicatos podrían cerrarse antes del 15 de diciembre. La idea es prejubilar a los trabajadores mayores de 54 años y potenciar bajas incentivadas hasta llegar a los 3.800 empleados y cerrar casi 600 oficinas.

Uno de los retos es obtener 2.000 millones de euros de beneficio neto en 2013, y una vez devueltos los intereses de los 4.465 millones de euros que recibirá del FROB próximamente. Caja Madrid hace tres años ya superó estas ganancias.

Como estaba previsto, en la reunión del viernes se acordó que los presidentes de Caja Madrid y Bancaja, Rodrigo Rato y José Luis Olivas, respectivamente, ocupen la presidencia y vicepresidencia del nuevo banco cuya marca está aún por definir.