Alianza entre el grupo americano y Fiat

General Motors se llevará de Figueruelas la producción del Combo en 2011

La planta de Opel en Figueruelas (Zaragoza) dejará de producir la furgoneta Combo en el último trimestre de 2011. Este modelo, que ha servido de comodín a la producción de la fábrica aragonesa, será fabricado en la planta de Tofas (Turquía), tras la joint venture formada entre General Motors y la italiana Fiat.

La planta de Opel en Figueruelas dejará de producir la furgoneta Combo en el último trimestre de 2011. Este modelo, que ha servido de comodín a la producción de la fábrica aragonesa, será fabricado en la planta de Tofas (Turquía), tras la joint venture formada entre General Motors (GM) y la italiana Fiat, y que fue anunciada la pasada semana. Este contrato facilitará el montaje sobre la plataforma del Doblo. Con esta fórmula se agilizarán y abaratarán los costes de producción, según fuentes cercanas. GM proyecta una producción inicial en torno a los 6.000 Combo y elevarla a 250.000 hasta 2014.

La pérdida del Combo no perjudicará sensiblemente a la planta zaragozana, ya que se compensará con un aumento de la producción del Corsa y Meriva, los dos modelos en los que se centra Figueruelas. La fábrica aragonesa tiene en exclusiva la producción del Meriva, a la que se añadirá la nueva generación del Corsa en 2013 y, muy probablemente, la versión tres puertas, si se produce un adelanto en el lanzamiento del Junior, el nuevo coche eléctrico. Sobre este último modelo, que se fabricará en Eisenach (Alemania), existe el compromiso de compensar a Zaragoza con un número adicional de Corsas a medida que se incremente la producción en la planta alemana.

El acuerdo especifica que el modelo fabricado en Turquía reemplazará al Opel Combo, que concluye su ciclo de vida con 2011. Los nuevos vehículos basados en la plataforma del Fiat Doblo serán comercializados por la red de distribuidores de Vauxhal y Opel en Europa y en otros mercados (excepto EE UU) a partir de enero de 2012. Con la incorporación del sucesor del Combo, la plataforma instalada en la planta turca aumentará su producción hasta los 1,3 millones de unidades.

La pérdida del modelo no afectará demasiado a la planta por el Corsa y el Meriva

Denominación

Opel y Vauxhall mantendrán la denominación Combo, en la que se incluirá un gran número de derivados, incluyendo furgones, vehículos para pasajeros y chasis cabina. El desarrollo de estos nuevos modelos será efectuado por los equipos de diseño de Opel/Vauxhall en Rüsselsheim (Alemania), en colaboración de los grupos de Ingeniería y Diseño de Fiat en Turín (Italia).

Figueruelas obtuvo el Combo como consecuencia del cierre de la planta de Azambuja (Portugal). El nuevo desvío hacia la planta turca constituye una medida bastante habitual, ya que, cuando un modelo concluye su ciclo vital en Europa, suele prolongar su fabricación en zonas con menor nivel de vida, como los países del Este o Sudamérica.

Se abre una nueva etapa en la factoría zaragozana

Tras el resultado de las últimas elecciones, José Juan Arceiz (UGT) y Ana Sánchez (CC OO), han sido reelegidos como presidente y secretaria del comité de empresa, respectivamente, de la planta de Figueruelas. Ambos sindicatos mejoraron, especialmente el primero, los resultados de anteriores elecciones.

El nuevo comité afronta esta etapa en un ambiente mucho más tranquilo, con un plan industrial mucho más favorable para la planta aragonesa que el diseñado por Magna. Finalmente, no habrá despidos traumáticos en Figueruelas, algo impensable tras haberse especulado incluso con el cierre de la fábrica Por otra parte, tanto el Corsa como el Meriva están siendo bien recibidos por el mercado, lo que aporta estabilidad, tras las tensiones de los dos últimos años.

La cifra

315.473 son las unidades que había fabricado hasta octubre la planta de Figueruelas de General Motors, lo que supone un 8,2% más.