Crisis aérea

Fomento confía en que las torres de control aéreo se abran en las próximas horas

El Ministerio de Fomento confía en que las torres de control aéreo se abran en las próximas horas, toda vez que los controladores aéreos han empezado a acatar las órdenes de los militares, según han confirmado a Europa Press en fuentes de este organismo.

Varios vehículos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) permanece en situación de pre-alerta en el aeropuerto de Barajas
Varios vehículos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) permanece en situación de pre-alerta en el aeropuerto de Barajas

Los controladores aéreos han iniciado la incorporación a sus puestos de trabajo "de manera generalizada" alrededor de las 13,25 horas de este sábado, tras recibir una carta donde se les explicaba las consecuencias de su ausencia laboral.

Asimismo, fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) informaron a Europa Press de que hasta las 13,30 horas están abiertos 28 sectores aéreos, casi el 50 por ciento de los 58 que afectan a la red, por lo que la situación podría "ir a mejor", aunque el espacio aéreo español permanecerá hasta las 19,00 horas, como ya se había anunciado.

Los controladores se están presentando en todas las dependencias y centros de control, acatando las órdenes militares, no obstante, la distribución es "desigual" entre los diferentes aeropuertos, siendo Madrid todavía uno de los más perjudicados con 5 sectores abiertos de 23.

El secretario de comunicación de la Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA), César Cabo, declaró hoy a EFE que los miembros de este colectivo se están reincorporando a sus puestos de trabajo y que "se está recuperando la normalidad" en los aeropuertos y centros de control.

Después de que el Gobierno decretara el estado de alarma por primera vez desde la aprobación de la Constitución en un Consejo de Ministros extraordinario, Cabo explicó que la junta directiva del sindicato "ha conseguido a última hora de la mañana que los trabajadores vuelvan a sus puestos".

El portavoz sindical comentó que fue muy "difícil conseguir convencer a una plantilla muy castigada a lo largo del último año" a través del decreto ley aprobado ayer por el Gobierno que regula el horario laboral del colectivo y que no computa como jornada el tiempo de formación, las guardias y licencias o las ausencias por incapacidad laboral.

Para Cabo, los controladores han sido objeto de "otra provocación en forma de decreto ley en la víspera de uno de los puentes más importantes del año", lo que, en su opinión, "no fue casual".

El dirigente de USCA ha explicado que no dispone de información de todos los centros de trabajo, aunque indicó que ya están despegando aviones y que otros no lo hacen todavía por las dificultades para embarcar a los pasajeros. E