Petróleo

El barril de crudo de Texas sube un 1,44% y acaba a 88 dólares

El crudo de Texas subió hoy un 1,44% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró a 88 dólares por barril (159 litros), en una jornada marcada por el debilitamiento del dólar y el optimismo en Wall Street, gracias a la publicación de buenos datos sobre la economía estadounidense.

Al concluir la sesión en Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para enero habían sumado 1,25 dólares al precio de cierre del miércoles, lo que hacía prever a los analistas que el barril de crudo alcance pronto los 90 dólares.

Los contratos de gasolina y de gasóleo de calefacción para entrega en enero sumaron en ambos casos cinco centavos al precio de la jornada anterior para terminar a 2,35 y 2,45 dólares por galón (3,78 litros), respectivamente.

Por su parte, el gas natural se encareció ocho centavos de dólar y sus contratos para enero terminaron a 4,34 dólares por cada mil pies cúbicos.

El crudo y sus derivados registraban esos avances una jornada en la que el dólar se debilitaba ante monedas como el euro, que se cambiaba a 1,3206 dólares, frente a los 1,3137 del miércoles.

El debilitamiento del dólar suele presionar al alza los precios del petróleo y sus derivados, ya que, al negociarse en esa moneda, resultan más baratos si se adquieren con divisas fortalecidas frente al billete verde.

Además, Wall Street continuaba con la tendencia alcista de la jornada anterior gracias al creciente optimismo sobre la situación económica en Europa, así como a la continuada publicación de buenos datos sobre la economía estadounidense.

La noticia de esta mañana de que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentó más de lo previsto se compensó con datos mejores de lo anticipado sobre las viviendas pendientes de ser vendidas en este país y las ventas de determinadas cadenas minoristas.

Esos datos aumentaron así las esperanzas de los operadores acerca del fortalecimiento de la economía estadounidense y el consiguiente aumento de demanda energética.