El BCE mantiene los tipos de interés en el 1%

Trichet elude comprar más deuda pero prorroga la liquidez ilimitada

El BCE ha mantenido los tipos de interés en el 1%. Además, su presidente, Jean-Claude Trichet, garantizó en rueda de prensa que va a proporcionar a los bancos comerciales de la zona del euro toda la liquidez que necesiten. No obstante, ha dejado la puerta abierta a la compra adicional de deuda. Por otro lado, fuentes del mercado especulan con la posibilidad de que el Banco Central Europeo ya esté adquiriendo bonos portugueses e irlandeses.

Tipos de interés en EE UU y la zona euro
Tipos de interés en EE UU y la zona euro

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, ha anunciado que la entidad mantendrá al menos hasta mediados de abril sus medidas extraordinarias para suministrar liquidez a la banca y calmar las tensiones en los mercados.

Trichet anunció que el BCE continuará suministrando liquidez a tipo fijo y sin límite de cantidad a los bancos en sus operaciones de refinanciación al menos hasta el próximo 12 de abril, así como en las subastas de liquidez a tres meses que se celebrarán el 26 de enero, el 23 de febrero y el 30 de marzo de 2011.

No obstante, respecto a la compra de deuda pública del BCE, Trichet se limitó a subrayar que el actual programa de compra de bonos soberanos sigue "en vigor", por lo que decepcionó a los mercados. Ayer, el BCE adquirió bonos portugueses e irlandeses, según fuentes citadas por Bloomberg. Desde el 10 de mayo, cuando presentó esta medida para estabilizar los mercados, ha invertido unos 66.600 millones de euros en deuda pública. Sin embargo, en las últimas semanas las adquisiciones han sido mínimas: del 22 al 26 de octubre, las compras ascendieron a tan sólo 1.348 millones, cuando en los peores momentos de la crisis griega las adquisiciones semanales llegaron a los 16.500.

"El programa de compra de valores (SMP) no es alivio cuantitativo ya que se reabsorbe la liquidez", dijo el banquero francés en la tradicional rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno del BCE.

Mantiene los tipos en el 1%

En cuanto a los tipos de interés, el BCE cumplió de nuevo el guión previsto y el consejo de gobierno decidió hoy mantener los tipos básicos de interés en la zona del euro en el 1%, el nivel más bajo en la historia de la institución, para apoyar el vulnerable crecimiento económico.

A este respecto, el máximo responsable de la política monetaria de la eurozona reiteró que la entidad se ajusta al mandato recibido de lograr estabilidad de precios ligeramente por debajo del 2% y mostró su confianza en que los gobiernos hagan lo que deben hacer.

Por otro lado, el presidente del BCE calificó como "apropiado" el actual nivel de los tipos de interés del euro, lo que supone que la institución no se plantea variar su política monetaria, que calificó como "acomodaticia".

La economía de la zona euro registró una expansión del 0,4% en el tercer trimestre , frente al 1% registrado en los tres meses anteriores, mientras que en el conjunto de la UE la expansión del PIB llegó al 0,5%, la mitad que en el segundo trimestre. Por su parte, la inflación en la zona euro durante el mes de noviembre se mantuvo estable en el 1,9%.

La autoridad monetaria informó en Fráncfort de que, en su última reunión del año, también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a los bancos, en el 1,75%. A su vez, el BCE mantuvo la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 0,25%.

Respecto a los precios, Trichet auguró que la inflación armonizada de la eurozona oscilará el resto del año en niveles similares a los actuales para moderarse a lo largo de 2011, mientras que afirmó que las expectativas de inflación se encuentran "firmemente ancladas" en sintonía con la definición de estabilidad de precios.

El Gobierno español debe ser "totalmente creíble"

Por otro lado, Trichet fue preguntado específicamente por las medidas que estaba llevando a cabo el Gobierno español y el presidente de la autoridad monetaria respondió que el Ejecutivo debía esforzarse en ser "totalmente creíble" y "cumplir completamente y de forma convincente" todos los objetivos presupuestarios marcados. Trichet señaló, no obstante, que esta obligación es "extensible a todos los países de la zona euro" y no sólo a las economías en problemas.

El máximo responsable de la autoridad central aprovechó para insistir en avanzar hacia una política económica común. "La E de UME [Unión Monetaria Europea] debe ser reforzada", subrayó Trichet.