Suspensiones y retrasos

El temporal sigue afectando al tráfico aéreo en Alemania y a los transportes en Francia y Reino Unido

El temporal de nieve que azota a Francia y Reino Unido está provocando problemas de circulación en las carreteras, los trenes y los aeropuertos de ambos países. Además, las fuertes nevadas que caen desde hace días en Alemania y que hoy cubrieron con un grueso manto blanco Berlín afectan al tráfico aéreo de sus principales aeropuertos, donde continúan las suspensiones y retrasos en los planes de vuelo.

En Francia, el temporal obligó a anular la mitad de los trenes Eurostar que unen París y Londres por el túnel bajo el Canal de la Mancha. En el resto de las líneas del país, la compañía pública de ferrocarriles SNCF anunció la supresión de un 20% de los servicios previstos entre París y las ciudades del sureste, además de otras líneas regionales.

En los aeropuertos, Aviación Civil recomendó a las aerolíneas anular un 25% de los vuelos previstos en el principal aeropuerto francés, el de Roissy-Charles de Gaulle, y un 10% de los del otro aeródromo de la capital, el de Orly.

En las carreteras, las autoridades prohibieron la circulación de los camiones en varios departamentos del norte y noroeste del país, para evitar que dificulten el tráfico. En las carreteras secundarias de Bretaña se recomendó no hacer uso de los vehículos salvo en caso extremo y se pidió precaución por los problemas circulatorios derivados de la nieve y el hielo. Los autobuses escolares fueron anulados en la mayor parte de los departamentos del oeste, lo que llevó a algunos directores a cerrar los colegios.

En total, 24 departamentos del país están en alerta naranja por nieve y hielo, según los servicios meteorológicos, que añadieron cuatro nuevos departamentos a los 20 que ayer ya estaban afectados por el temporal.En las zonas concernidas se espera que el temporal deje hasta cinco centímetros de nieve.

En Reino Unido, el aeropuerto de Gatwick, que tenía previsto reabrir hoy tras el cierre del miércoles, no podrá operar hasta las 06.00 GMT de mañana viernes a causa de la intensa nevada caída la pasada noche, mientras que el de Edimburgo espera reabrir hoy a las 10.00 GMT.

Al mismo tiempo, los servicios de trenes que llegan hasta el aeropuerto de Gatwick desde distintas zonas del país se han visto alterados por el temporal, según las autoridades de transporte. La mitad de los servicios del tren Eurostar entre Bruselas y Londres fueron cancelados hoy, así como siete de los 17 servicios previstos para hoy entre Londres y París.

Varios servicios ferroviarios de los condados del sur de Inglaterra y en Escocia se han visto afectados por la nieve. En Londres, el Metro funciona con normalidad pero hay retrasos en cuatro líneas: Circle, District, Hammersmith y City & Metropolitan.

Se suspenden 40 vuelos en Fráncfort

En Alemania, un portavoz del aeropuerto de Múnich anunció para esta jornada "algunas anulaciones" y desde el aeródromo de Fráncfort, el más importante del continente europeo, comunicaron que "para hoy se han anulado ya 40 vuelos", 25 aterrizajes y 15 despegues. La mayoría de ellos corresponden a aparatos que se encuentran atrapados en otros aeropuertos europeos, señalaron desde Fráncfort, donde informaron de que las máquinas quitanieves trabajan a destajo y se tardará en despejar todas las pistas, por lo que hay que contar con numerosos retrasos.

Esta madrugada cayeron nuevas y fuertes nevadas en los estados federados de Baja Sajonia, Brandeburgo, Berlín, Turingia, Sajonia, Sajonia-Anhalt y Baviera, lo que afecta apreciablemente al tráfico rodado.

La empresa ferroviaria Deutsche Bahn informó de que la nieve dificulta y ralentiza el tráfico de trenes en Sajonia, Sajonia-Anhalt, Turingia y el norte de Baviera, estados donde los fuertes vientos y el peso de la nieve han derribado árboles y roto la catenaria en numerosos puntos.

En Sajonia se encuentra cortada la línea que une las ciudades de Leipzig y Nuremberg y en la localidad de Saalfeld, en Turingia, un tren de alta velocidad ICE con destino a Múnich se encuentra bloqueado en la vía.

Las fuertes nevadas y el viento han cortado también algunas autopistas como la A7 a la altura de Flensburg, en el septentrional estado de Schleswig Holstein, y vientos huracanados castigan la costa del Báltico y amenazan con provocar inundaciones al impulsar la subida de las aguas en varias localidades costeras.