Está convocada por orden judicial

El presidente de Eulen impugnará la junta de Vega Sicilia pedida por sus hijos

El temporal no amaina en el conflicto abierto en la familia Álvarez, propietarios de Eulen y El Enebro. David Álvarez, fundador del grupo, impugnará, al considerarla "nula de pleno derecho", la junta judicial de El Enebro del próximo día 16, solicitada por cinco de sus siete hijos y en la que tratarán de hacer valer su mayoría y hacerse con los órganos de gestión de la firma titular de Bodegas Vega Sicilia.

David Álvarez y sus hijos Jesús David y María José están afinando la batería legal para el nuevo capítulo judicial en su litigio por el control de parte del grupo. El fundador del mayor holding de servicios empresariales a la empresa no parece dispuesto a ceder en su litigio para estar presente en los órganos de gobierno de El Enebro. De su consejo de administración fue descabalgado por cinco de sus siete hijos que se nombraron administradores en la asamblea de accionistas de 18 de enero de este año y cuya impugnación está anotada en el Registro Mercantil.

La junta judicial de El Enebro para el próximo día 16, convocada por el magistrado de lo Mercantil Número 2 de Madrid, ha abierto de nuevo la caja de los truenos en el seno de la familia Álvarez. El recurso al juez para fijar la asamblea es, hasta que se resuelva el conflicto, el único mecanismo jurídico que garantiza la convocatoria de la junta.

"Nula de pleno derecho"

El juzgado todavía no ha señalado fecha para decidir sobre la impugnación

El último movimiento de Juan Carlos, Pablo, Emilio, Marta y Elvira Álvarez Mezquiriz, es calificado por David Álvarez como un "desesperado recurso de los solicitantes sus cinco hijos para, mediante argucia procesal, en claro fraude de Ley y abuso de derecho, tratar de convalidar y sanear la junta radicalmente nula del 18 de enero", según sus portavoces oficiales. Esta argumentación será la base para que, una vez celebrada la junta, proceda a su impugnación al considerar que es "nula de pleno derecho".

Los mismos protagonistas, que mantienen un discreto silencio, ya intentaron sin éxito que el magistrado convocara en junio una junta. En El Enebro, sociedad patrimonial y titular de Bodegas Vega Sicilia, entre otros activos, los siete hijos de David Álvarez controlan el 100% del capital. El fundador del grupo de servicios reclama, sin embargo, el usufructo sobre el 51% del capital, según los protocolos familiares.

Este asunto es la cuestión de fondo que debe decidir el juez una vez se celebre la vista sobre la demanda de impugnación, para la que todavía no hay fecha señalada.

Un negocio al alza al margen de las disputas familiares

A los negocios de Eulen y Vega Sicilia, filial de El Enebro, parece que las disputas familiares no les están afectando y siguen su curso con normalidad. Los últimos datos así lo refrendan. Eulen Limpieza, una de las divisiones del principal grupo español de servicios generales a la empresa, ha anunciado esta semana el acuerdo sellado con AENA para la gestión de las labores de limpieza de la T4, la más moderna terminal del Aeropuerto de Barajas. Este contrato le supondrá unos ingresos de 18,6 millones de euros durante los dos próximos años, con posibilidad de un máximo de dos prórrogas anuales. El grupo Eulen da servicio a 62 aeropuertos a través de sus diferentes empresas. Por su parte, Vega Sicilia ha reforzado su alianza con la familia Rotschild para la construcción de una bodega emblemática en La Rioja.

La cifra

62 es el número de aeropuertos españoles en los que el grupo Eulen presta servicios a través de sus diferentes empresas en la actualidad.