El diferencial marca los 255

La prima de riesgo cae con fuerza

Después de superar los 300 puntos básicos por primera vez desde las creación del euro, el riesgo país de España se ha moderado hoy hasta los 255 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a 10 años también ofrece una tregua.

La sesión ha estado tranquila en los mercados de deuda. Así, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo, lo que se conoce como prima de riesgo país, se ha relajado hasta los 255 puntos básicos desde los 289 puntos básicos a los que cerró ayer y después de que en la jornada hubiera registrado un nuevo máximo al rozar 300 puntos básicos, por primera vez desde la creación del euro. La rentabilidad del bono a 10 años se ha situado en el 5,25%.

Desde Oddo Securities recuerdan las palabras de González-Páramo (BCE) cuando nos decía que "las primas de riesgo actuales no es tan justificadas al igual que tampoco lo estaban cuando el bono a 10 años español llegó a cotizar al mismo nivel que su homólogo alemán en 2005 y 2006. "Ni tanto ni tan calvo". España debe financiarse a un coste superior a Alemania, eso es evidente, pero creemos que los spreads actuales son desproporcionados".

"El mercado espera con cierta inquietud la reunión de mañana del BCE. González-Páramo dejaba entrever hace dos semanas que la autoridad monetaria europea retiraría progresivamente las medidas extraordinarias de liquidez a la banca y se mostraba reticente a la recompra de deuda pública por parte del BCE. Pero la situación ha cambiado en cuestión de días y no descartaríamos ninguna medida de choque. En cualquier caso, Trichet fue claro ayer respecto al riesgo en España y descartó problemas de solvencia en los bancos españoles", tal y como explica Pablo García, de la firma de análisis.

Hoy también se ha estrechado la diferencia entre el bono griego y el alemán, que cae a 900 puntos básicos desde los 917 de ayer, lo mismo que hace el bono irlandés, cuyo diferencial se ha moderado hasta 616 puntos básicos tras terminar ayer el día en los 667. El diferencial de Portugal, por su parte, se ha suavizado hasta 395 puntos básicos.

En cuanto a los otros países europeos no periféricos que ayer veían subir notablemente sus diferenciales con el alemán, el de Italia ha caído hasta los 172 en tanto que el belga ha cedido hasta 122.

Los seguros de impagos de deuda (CDS) de España han caído hasta situarse en 356.670 dólares anuales para cubrir la posibilidad de impago de 10 millones de dólares en bonos españoles a 10 años, frente a los 358.000 dólares que marcaron al cierre de la sesión de ayer.