Tráfico aéreo

Los controladores avisan de nuevos centros con problemas

Algunos profesionales de Torrejón y Gerona agotarán sus horas laborables de 2010 en breve, según el USCA

El sindicato mayoritario de los controladores aéreos, USCA, advirtió ayer que habrá problemas en el aeropuerto de Gerona a partir del próximo 13 de diciembre, cuando el colectivo supere el límite de 1.670 horas anuales fijado por la normativa. Indicó a su vez que esta situación ya ha afectado al centro de control de Torrejón de Ardoz en Madrid, donde hay un controlador que no puede ejercer su trabajo por superar la máxima jornada anual que fija la actual legislación.

Un portavoz de la central sindical recordó que en el centro de Santiago de Compostela el 35% de los trabajadores han superado ya el límite máximo de horas anuales (diez de una plantilla de 28) y que el "goteo" continuará en el resto de los aeropuertos españoles, ya que AENA tiene "un problema serio" en todas las infraestructuras.

"La gente no deja de ir a trabajar, ni se juega su puesto de trabajo, si no está seguro de haber cumplido con sus horas", dijeron desde el sindicato, para añadir que "la ley es clara".

La interpretación de este contencioso que realiza el proveedor español de servicios de navegación aérea es distinto. AENA envió la semana pasada una carta personalizada a cada controlador en la que detalla las horas consumidas y las que le quedan por trabajar hasta final de año. La empresa contabiliza las horas trabajadas entre el 5 de febrero al 15 de abril, es decir, entre las del Real Decreto y la nueva normativa sobre las condiciones laborales del colectivo, en el que se especificaba que el tope eran de 1.750 horas más 80 horas extras y que posteriormente se modificó a 1.760 horas anuales, más 80 horas extras. La compañía recuerda que en esas horas se incluyen el tiempo de actividad, las horas de descanso, las imaginarias y la formación.