Prevé iniciar las obras en 2011

Bañuelos proyecta una ciudad sanitaria en São Paulo en una zona exclusiva

Enrique Bañuelos ha creado en Brasil Veremonte Valley, la sociedad que gestionará las obras de una ciudad sanitaria en São Paulo, Brasil. El empresario valenciano negocia con hospitales privados del país y fondos estadounidenses para invertir 1.500 millones de reales (cerca de 700 millones de euros).

Bañuelos proyecta una ciudad sanitaria en São Paulo en una zona exclusiva
Bañuelos proyecta una ciudad sanitaria en São Paulo en una zona exclusiva

Veremonte Real Estate, la sociedad inmobiliaria de Enrique Bañuelos, ha adquirido este año en São Paulo, Brasil, terrenos ocupados por el antiguo Banco Nacional de Crédito, por 100 millones de reales brasileños, cerca de 50 millones de euros. Sobre ese terreno Bañuelos proyecta ahora la creación de una ciudad sanitaria a través de la sociedad Veremonte Valley que convivirá con los 26 edificios de oficinas situados ya en la zona.

"Veremonte Valley cuenta con más de 400.000 metros cuadrados de aprovechamiento en São Paulo, una gran área de salud con un hospital de primera, un centro de diagnósticos, edificios de atención médica y clínicas especializadas; además habrá hoteles, zonas comerciales y residenciales", explica a CincoDías Luis Fernando Davantel, responsable de Veremonte Real Estate. "La inversión prevista en el proyecto es de 1.500 millones de reales cerca de 700 millones de euros, las obras comenzarán en el primer semestre de 2011 y durarán tres años", añade.

"Por comparar, la zona donde se desarrollará Veremonte Valley es como La Moraleja de Madrid, es una zona más bien exclusiva", explica Marcelo Paracchini, ejecutivo de Veremonte. "En São Paulo no existe una zona que agrupe oficinas, servicios médicos y zonas comerciales, es un nuevo concepto", dice.

"Veremonte Valley está situado en una zona similar a La Moraleja de Madrid"

"Para llevar a cabo la inversión estamos en negociaciones con fondos estadounidenses y también tenemos conversaciones con hospitales privados brasileños", asegura Davantel.

Los terrenos sobre los que se edificará la ciudad sanitaria proyectada por Veremonte Valley fueron ocupados por Banco Nacional de Crédito (BCN), entidad adquirida por Bradesco, uno de los mayores bancos de Brasil. Bradesco vendió los terrenos al grupo Brookfield, con intereses en los sectores inmobiliario, energético, infraestructura y agroalimentario de Brasil. El pasado mes de septiembre Veremonte adquirió a Brookfield los terrenos.

Con este desarrollo Veremonte Real Estate contará con cerca de 300 millones de reales brasileños en activos inmobiliarios repartidos en São Paulo y Río de Janeiro. La inmobiliaria de Enrique Bañuelos mantiene además un acuerdo con la cadena hotelera Accor para edificar 17 hoteles para las marcas Ibis y Fórmula 1 en 17 ciudades brasileñas, lo que supondrá una inversión de 400 millones de reales brasileños. "Además contamos con terrenos que ocupan cerca de un millón de metros cuadrados a 40 kilómetros de São Paulo para construir centros de distribución y logísticos", indica Luis Fernando Davantel.

Además Veremonte participa en el capital de una de las principales inmobiliarias de Brasil, PDG Realty, con un valor en Bolsa superior a los 11.300 millones de reales (más de 5.000 millones de euros). El pasado mes de mayo Bañuelos vendió su empresa especializada en el segmento residencial Agre a PDG. Agre es el resultado de la fusión de las participadas por el empresario valenciano Abyara Planejamento Imobiliario, Agra Empreendimientos Imobiliarios y Klabin Segall.

La inmobiliaria PDG Realty cotiza en la actualidad por encima de los 10 reales por título, el mayor valor alcanzado por la compañía desde 2007.

Sede en Londres e intereses en Europa y Brasil

La sede oficial de Veremonte, la sociedad controlada por Enrique Bañuelos, se encuentra en Londres. Además cuenta con oficinas en São Paulo, Brasil. En 2009 Veremonte registró también domicilio en Madrid; la pasada semana el Borme publicaba la fusión bajo una de las sociedades de Bañuelos de varias de las empresas -promociones inmobiliarias sin actividad- controladas por el empresario valenciano.

Veremonte se presenta como una compañía de inversión, sin ser el negocio inmobiliario, aparentemente, su principal actividad. El pasado mes de mayo la empresa adquirió la mayoría del capital del grupo Maeda, uno de los mayores productores de algodón de Brasil.

El grupo de Bañuelos también participa en la sociedad financiera Arion Capital, especializada en reestructuraciones de compañías.

Veremonte aspira además a participar en negocios relacionados con el sector energético, infraestructuras y la sanidad privada.