Indicador

El ISM manufacturero de EE UU, por encima de lo esperado en noviembre

El ISM manufacturero de Estados Unidos se situó en 56,6 puntos en noviembre, por encima de los 56,5 que esperaban los analistas.

No obstante, el indicador se moderó con respecto al mes anterior, cuando se situó en 56,9 puntos. El índice permanece por encima de los 50 puntos, lo que refleja un avance generalizado en la actividad de las empresas del sector. Si estuviera por debajo de ese nivel sería indicativo de una situación de contracción.

Aunque continuó con la ligera desaceleración iniciada en abril pasado, el sector manufacturero de Estados Unidos acumuló en noviembre 16 meses consecutivos de crecimiento, informó hoy el Instituto de Gestión de Suministros (ISM, por sus siglas en inglés).

"La manufactura sigue beneficiándose de la recuperación del sector automovilístico, pero los negocios que dependen del sector inmobiliario siguen pasándolo mal", apuntó en un comunicado Norbert Ore, presidente del comité del ISM encargado de elaborar este índice a través de un sondeo entre empresas del sector.

La evolución del sector manufacturero, que suele ser un indicador útil para conocer la marcha del conjunto de la economía, sufrió una contracción con motivo de la recesión económica, pero hace ya 16 meses que crece.

El pasado mes de abril el ritmo de crecimiento registró un pico, al situarse el índice en 60,4 puntos, desde entonces se ha percibido una ligera desaceleración en el ritmo de expansión.

El sondeo realizado por el ISM en noviembre reflejó además avances en casi todos los ámbitos estudiados, incluidos los nuevos pedidos, la producción y el empleo, aunque en la mayoría se detectó también una ralentización respecto a meses anteriores.

Así, el subíndice relativo a nuevos pedidos bajó a 56,6 puntos, desde los 58,9 del mes anterior, pero acumuló 17 meses de crecimiento (por encima del nivel de 50 puntos), al tiempo que el de empleo descendió a 55 puntos, desde los 57,7 puntos de octubre, para encadenar así 12 meses de expansión.

El subíndice correspondiente a los precios que pagaron las empresas para desarrollar su actividad retrocedió a 69,5 puntos desde los 71 del mes previo y el de la producción cayó a 55 puntos desde los 62,7 de octubre, aunque ambos indicadores acumularon 17 y 18 meses de expansión, respectivamente.