La subida del IVA, clave en la evolución

El Banco de España advierte de que la actividad empresarial se está frenando

La actividad productiva de las empresas no financieras recuperó la senda del crecimiento en los primeros nueve meses del año tras la contracción de 2009, según los datos de la Central de Balances del Banco de España. No obstante, el organismo ha advertido de la ralentización de la recuperación en el tercer trimestre por el aumento del IVA y el fin de los planes de estímulo.

Tras un 2009 en el que la actividad productiva de las empresas no financieras sufrió una contracción con una caída del valor añadido bruto (VAB) del 11,8%, los nueve primeros meses de 2010 han visto como la tendencia cambiaba. Según el informe de la Central de Balances del Banco de España, el VAB, en términos nominales, registró un crecimiento del 4,4% en este periodo. No obstante, el director general del servicio de estudios del Banco de España, José Luis Malo de Molina, advirtió ayer de que los datos trimestrales "indican un debilitamiento del crecimiento de la actividad entre julio y septiembre, con respecto a la primera mitad del año".

Malo de Molina afirmó que la actividad se ha visto influida por la finalización del Plan 2000E de apoyo público a la compra de automóviles, y por el adelanto de las decisiones de gasto a la primera mitad del año, como consecuencia del incremento de la imposición directa (el aumento del IVA) que entró en vigor el 1 de julio.

El responsable dijo que la recuperación en los nueve primeros meses, motivada por el consumo y la reactivación del mercado exterior, se ha extendido a todos los sectores, con excepción del de información y comunicaciones. "Fue el único que mantuvo tasas de variación negativas del VAB al bajar un 4,3%, si bien el descenso es menor al registrado en 2009, cuando bajó un 7,8%", afirmó.

"Desde 2009, las empresas han estado ajustando sus plantillas de forma generalizada y este ajuste ha afectado a todos los tamaños y sectores, si bien más a las compañías pequeñas"

Malo de Molina señaló también que los gastos de personal disminuyeron tanto en 2009 (cayeron un 3,2%), como en los primeros nueve meses de 2010, cuando registraron un descenso del 1,5%. "Desde 2009, las empresas han estado ajustando sus plantillas de forma generalizada y este ajuste ha afectado a todos los tamaños y sectores de actividad, si bien ha afectado más a las compañías de menor tamaño", explicó. El informe del Banco de España indica que en 2009 el número medio de trabajadores se redujo un 4,6% frente al ligero aumento del 0,9% de 2008. "En los tres primeros trimestres de 2010, el empleo siguió cayendo, un 2,2%", según el estudio.

Malo de Molina señaló que el resultado ordinario neto de las empresas no financieras subió un 6,9% entre enero y septiembre. Un aumento que, según el experto, supone una ligera recuperación, especialmente de las grandes compañías. No obstante, Malo de Molina volvió a advertir que esta mejora perdió vigor en el tercer trimestre. En este sentido, pronosticó el escenario previsible en 2010 y 2011 de un débil crecimiento de la economía española.

El experto destacó finalmente que lo peor ha pasado si bien los datos ilustran la profundidad de la crisis. "La recuperación es débil y el empleo puede tardar en recuperar", afirmó.

Fuerte retroceso en el mundo de las pymes

Las pymes españolas vivieron en 2009 un año de duro retroceso. Según la Central de Balances, la actividad del conjunto de las pequeñas empresas sufrió un deterioro del 12,2%, "más agudo que el del conjunto de compañías medianas y grandes, intensificándose la caída que se había producido en 2008, en el que la disminución del valor añadido bruto (VAB) había sido del 3,2%". La construcción registró una caída del VAB del 20,4% por un 16,5% de las industrias manufactureras.

Además, el estudio indica que los gastos de personal en las empresas pequeñas registraron en 2009 una caída del 7,9%.

La actividad exterior ayuda a la industria

La actividad productiva del sector industrial se contrajo en 2009, con un descenso del valor añadido bruto (VAB) del 15,4%. No obstante, ha logrado compensar ese desplome en 2010 al registrar un crecimiento del VAB de un 16,7% entre enero y septiembre. El Banco de España explica que este cambio de tendencia se ha debido a la reactivación de la actividad exterior "que ha llevado a que las exportaciones del sector subiesen un 23,5% hasta septiembre frente al retroceso del 23,1% registrado un año antes".

De igual forma, el informe advierte de una ralentización en el tercer trimestre.

La reducción de gastos financieros se agota

La Central de Balances recuerda que los gastos financieros de las empresas bajaron con intensidad, un 29,8%, en 2009, y se han estabilizado en los tres primeros trimestres de 2010, con una tasa de variación del 0,8%. El estudio dice que "esta evolución es consecuencia del fuerte impacto que en 2009 tuvo la bajada de los tipos de interés, en forma de menores costes financieros".

El Banco de España afirma que en 2010 ese efecto "se ha ido agotando, lo que, unido al ligero aumento de la financiación recibida por las empresas, ha dado lugar a una variación casi nula de los gastos financieros en este año".