Comparecencia en el Parlamento Europeo

Trichet aboga por una "cuasi federación" presupuestaria en la Eurozona

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, se pronunció hoy a favor de que la zona euro evolucione hacia una "cuasi federación" presupuestaria, reforzando al máximo los procedimientos de vigilancia y control de la disciplina fiscal.

El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ante el Comité Económico y Monetario del Parlamento Europeo
El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, ante el Comité Económico y Monetario del Parlamento Europeo

En una comparecencia ante el Parlamento Europeo, el máximo responsable del BCE animó a los diputados a endurecer todo lo que puedan la legislación que tramitan para una nueva gobernanza de la unión económica y monetaria.

"Si pudiéramos ir lo más lejos en esta cuasi federación que no tenemos, les llamaría a que fueran lo más lejos posible", afirmó Trichet.

"No estamos contentos con la propuesta de la Comisión Europea y menos con su debilitamiento. Ustedes son el poder legislativo, estoy seguro de que estarán a la altura del reto", añadió.

Trichet volvió a recordar que el BCE sólo es responsable de la 'M' dentro de la 'UEM' (la Unión Económica y Monetaria), mientras que los gobiernos, representados en el Eurogrupo, tienen que ocuparse con rigor de que funcione la pata presupuestaria.

El presidente del BCE insistió en que las propuestas actualmente en discusión sobre el reforzamiento de la vigilancia y las sanciones contra los incumplidores "no son los suficientemente atrevidas" para reforzar el funcionamiento de la UEM.

El Banco Central está preocupado por que el reconocimiento de "circunstancias excepcionales", a la hora de decidir sobre las sanciones, deja a los ministros "demasiado margen de maniobra" y desvirtúa el automatismo sancionador.

Insistió igualmente en que hace falta "crear un organismo independiente que evalúe las políticas económicas y fiscales".

"Hemos indicado constantemente que el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y su supervisión es fundamental para la UEM; los gobiernos son los responsables de la unión económica, lo decimos continuamente".

Trichet recordó que en 2004 varios países, incluidos "todos los grandes", quisieron debilitar el Pacto.

"Dijimos que era un error, un error grave; la UEM necesitaba la M y la E".

La Comisión y el BCE recurrieron la reforma del Pacto ante el Tribunal de Justicia, que dictó "una sentencia salomónica", pero el Banco, según Trichet, ha seguido "diciendo lo mismo".

"En 2005 teníamos gran inquietud y hemos dicho que se necesita reforzar la supervisión de la política presupuestaria. Ahora, a posteriori, todos ven incomprensible la actitud del Eurogrupo de aquel entonces".