Incrementarán los requisitos de acceso

Bruselas permitirá prorrogar las ayudas públicas a bancos y pymes en 2011

La Comisión Europea permitirá que los gobiernos continúen apoyando económicamente a los bancos y a las pequeñas y medianas empresas durante 2011, al considerar que persistirán las dificultades debido a la crisis.

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, propondrá al colegio de comisarios que apruebe mañana la prorroga del marco legal que permite estas ayudas, aunque incrementará los requisitos para acceder a las mismas, según explicó hoy en una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo.

Almunia argumentó su decisión en que "continúa la incertidumbre, especialmente en los mercados financieros y en los laborales", como demuestran los últimos acontecimientos en los mercados de deuda y las altas cifras de paro que afrontan algunos países.

La extensión afectará al marco provisional de ayudas de Estado puesto en marcha en 2008 para el sector financiero, aunque las condiciones serán más exigentes para fomentar que los bancos sean cada vez menos dependientes de estas ayudas.

Por ejemplo, se exigirá a todas las entidades financieras beneficiarias de ayudas públicas que presenten un plan de reestructuración a la Comisión Europea.

Las subvenciones también podrán continuar en el caso de las pequeñas y medianas empresas, aunque, explicó Almunia en una comparecencia anterior, también se efectuarán algunos ajustes.

En concreto, la Comisión Europea planea eliminar las ayudas de 500.000 euros sin concesiones que los estados miembros pueden dar a las pymes, por considerar que la combinación de este apoyo con otros ha dado pie a un volumen excesivo en el caso de algunas compañías.

La Comisión sí permitirá otras fórmulas como préstamos y garantías por considerar que las pymes siguen sin tener un acceso normal al crédito, así como ayudas a la innovación y el empleo.

A pesar de que las ayudas van a continuar a lo largo del próximo año, Almunia avisó de que será necesario regresar a las condiciones de mercado normales, sin marcos excepcionales de ayudas, "en cuanto las condiciones del mercado lo permitan", lo que debería suceder ya a comienzos de 2012.