Apura sus etapas de formación como sucesora del fundador del grupo

Marta Ortega empieza a trabajar en la sede central de Inditex en Arteixo

La heredera natural de Amancio Ortega está más cerca de suceder al fundador del imperio textil gallego. Marta Ortega ha comenzado a trabajar este mes en la sede social del grupo en Arteixo. Por el momento no se le ha asignado ninguna función concreta, pero después de pasar por cadenas del grupo, incluso habría trabajado como dependienta, su futuro está cada vez más ligado a la dirección de la multinacional.

La heredera de Inditex, Marta Ortega
La heredera de Inditex, Marta Ortega

Desde hace tiempo está llamada a ser la máxima ejecutiva del gigante textil español y parece que las etapas de formación van llegando a buen puerto. Marta Ortega, hija del fundador y presidente de Inditex, ya está trabajando en la sede social del grupo en Arteixo. Y no ha sido un proceso fácil. La heredera de Amancio Ortega ha tenido que realizar un proceso de formación que la ha llevado por distintas cadenas del grupo. Un aprendizaje que empezó desde abajo.

La prensa gallega se ha hecho eco del desembarco de Marta Ortega, nacida en 1983, en la cabecera del negocio. La compañía lo reconoce, pero mantiene un absoluto sigilo sobre cuáles serán sus funciones. No en vano, Inditex nunca se ha caracterizado por dar publicidad a sus movimientos corporativos.

A pesar de su discreción, es vox populi que Marta Ortega trabajó como dependienta en uno de los establecimientos de la filial más fashion de Inditex, Bershka, en Londres. Allí era más fácil pasar desapercibida, aunque realmente muy pocos compradores serían capaces de descubrir a la hija del fundador del imperio gallego detrás un mostrador en plena capital británica.

INDITEX 27,38 -0,58%

Hija del segundo matrimonio de Amancio Ortega, con Flora Pérez Marcote, desde el principio ha tenido claro su papel como futura directiva, aunque la prensa del corazón también se ha hecho eco de ella en varias ocasiones, sobre todo por su afición a la hípica, que también ha heredado de su padre. Aunque nunca se ha confirmado públicamente, la futura directiva realizó su formación universitaria en Londres, en concreto en European Business School London (EBSL). Después de cursar sus estudios y dar sus primeros pasos en Bershka, Marta Ortega habría trabajado en Barcelona y en Shanghái. Es decir, España como eje del negocio de Inditex en Europa (y su país de origen) y China como el gran mercado de cara a los próximos años.

A la espera de saber qué papel tendrá Marta Ortega en la gestión de Inditex, lo cierto es que la dirección de la multinacional está desde hace casi cinco años en manos de su consejero delegado y vicepresidente Pablo Isla. æpermil;l es su cabeza visible, el gestor al mando del día a día de una sociedad que cada vez mira más fuera de España que hacia dentro de sus fronteras. Es decir, Amancio Ortega ha quedado al margen, en un segundo plano como fundador de la principal multinacional de la moda española de la que posee el 59,2% del capital.

Marta Ortega hace tiempo que también se perfila como sucesora de las patrimoniales de Amancio Ortega. Su control sobre el grupo textil se realiza a través de dos firmas de inversión: Gartler SL y Partler 2006. A través de la primera posee el 50,010% de la multinacional, mientras que la segunda tiene en cartera el 9,284% del accionariado.

Esta última también fue el vehículo elegido para que Marta Ortega empezara a tener contacto con el control del patrimonio familiar. En 2006, Amancio Ortega constituyó Partler y otorgó poderes ejecutivos con cargo de vicepresidenta a su hija.

Un movimiento que llevó aparejado el traspaso de más del 9% del capital de Inditex a esta sociedad, que hasta entonces controlaba exclusivamente a través de Gartler.

Pero estos no son los únicos vehículos de inversión del empresario gallego. La red de sociedades de la familia Ortega incluye tres Sicav -Keblar, Alazán y Gramela-. Y por encima de todas, el paraguas de Ponte Gadea.

Esta última fue la sociedad elegida para reestructurar en el último año la estructura de su negocio inmobiliario, ya que integró las operaciones de Pontegadea Inmobiliaria. Una reorganización que le permitió disparar el beneficio de esta unidad (hasta 688 millones de euros), por encima de cualquier competidor español y anular en gran medida el impacto del desplome del ladrillo.

Consejo

En el consejo de administración de Inditex no solo están presentes Amancio Ortega, como presidente, y Pablo Isla, como consejero delegado y vicepresidente. También, Flora Pérez Marcote, esposa de Ortega, que representa a la sociedad Gartler. A través de ésta, Ortega controla el 50% de Inditex, ya que el otro 9% lo posee a través de Partler.