Se ejecutará en diciembre

Iberdrola aprueba la ampliación de capital para pagar el dividendo flexible

El consejo de administración de Iberdrola aprobó hoy una ampliación de capital de 818 millones, que supone la segunda parte del importe global de 1.866 millones, acordado el pasado 26 de marzo para hacer frente al pago del dividendo flexible.

Este dividendo flexible permite a los accionistas optar por recibir acciones liberadas de la compañía o el importe equivalente en efectivo.

La primera parte de la ampliación se llevó a cabo en julio, con 1.048 millones, ligada al dividendo complementario de 2009, y la segunda parte, aprobada ahora, se ejecutará en diciembre también como pago de un dividendo a cuenta de los resultados de 2010.

La ampliación está libre de gastos y comisiones para los suscriptores y cada accionista recibirá un derecho de asignación gratuita por cada acción que posea.

Estos derechos serán negociables en Bolsa entre el 3 y el 17 de diciembre y, pasado este periodo, se convertirán automáticamente en acciones de nueva emisión.

Los accionistas que opten por negociar estos derechos pueden venderlos a Iberdrola a un precio de al menos 0,143 euros por acción, o negociarlos derechos en bolsa en función de la situación del mercado.

En la primera parte de la ampliación, el 64,1% del capital de Iberdrola optó por las acciones gratuitas sin retención fiscal.