Barroso confía en llegar a un acuerdo antes de enero

La CE presentará antes del 1 de diciembre un nuevo proyecto de presupuestos

La Comisión Europea (CE) acordó hoy presentar antes del próximo 1 de diciembre un nuevo proyecto de presupuesto comunitario para 2011 para tratar de superar el bloqueo debido a las diferencias entre el Parlamento Europeo (PE) y los gobiernos de los Veintisiete.

El presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durão Barroso, confía en que se pueda llegar a un acuerdo durante los quince días siguientes, para que el 1 de enero la UE cuente con un presupuesto.

"Creo que sería muy difícil explicar a los ciudadanos que en una crisis como la que vivimos ahora en Europa no seamos capaces de ponernos de acuerdo en un presupuesto", señaló Barroso en una intervención ante el pleno del Parlamento Europeo.

Según explicó, el nuevo borrador planteará un aumento del 2,9% para el próximo año -cifra aceptada por el PE ante las exigencias de los Estados miembros- y aumentará las partidas de Política Exterior y Competitividad y Empleo, tal como reclamaban los diputados.

Barroso aseguró que la propuesta de Bruselas tratará de responder a todos los asuntos tratados durante las infructuosas negociaciones entre la Eurocámara y el Consejo.

Entre ellos, los que finalmente impidieron un acuerdo: la reclamación del Parlamento de participar en el diseño de las próximas perspectivas financieras, de dar flexibilidad al presupuesto y de abrir un debate para ampliar los recursos propios con los que la UE cuenta para financiarse.

Según el presidente de la Comisión, el texto "deberá aclarar la cuestión de la financiación futura" y "mostrar que todas las partes comprenden bien las implicaciones" del Tratado de Lisboa y se comprometen a una "cooperación estrecha al más alto nivel político" para aprobar un "marco financiero apropiado".

La Eurocámara considera que el nuevo tratado, bajo el que se negocia por primera vez el presupuesto, le confiere esos poderes, algo que algunos países niegan. Además, Barroso anunció hoy que hará propuestas "formales" sobre la ampliación de los recursos propios antes del próximo mes de junio.

Ese compromiso se enmarca en la reforma del procedimiento presupuestario que reclama la Eurocámara, que aspira a modificar el actual modelo para que la UE pase a financiarse principalmente a través de recursos propios -aún por definir- en lugar de con aportaciones nacionales.

Ese cambio lo volvió a defender hoy en el hemiciclo el líder liberal, Guy Verhofstadt, quien recordó que es algo que primeros ministros como el británico Tony Blair pedían ya hace cinco años.

Las negociaciones entre el PE y el Consejo sobre el presupuesto fracasaron la pasada semana ante la negativa de países como Reino Unido y Holanda a aceptar las demandas de los diputados, que habían cedido ante los países aceptando un alza mucho más moderada de las cuentas para el próximo año.

"Esto no se trata de dinero", subrayó hoy el portavoz socialista, Martin Schulz, para quien lo que está en juego es la defensa de las competencias consagradas en los tratados y de la "democracia europea".

El grupo Socialista, explicó Schulz, ha acordado que si el Consejo no acepta las reivindicaciones del PE, compartidas por la mayoría de los grupos, "no habrá presupuesto".

En esa línea, el líder de Los Verdes, Daniel Cohn-Bendit, abogó por no dejar "el debate a medias" e insistir en la reforma del sistema presupuestario para "no perder otros cuatro años".

Por su parte, el portavoz del Partido Popular Europeo (PPE), Joseph Daul, defendió también las peticiones del PE, pero confió en lograr un acuerdo antes de fin de año.

En nombre de la presidencia de turno, el ministro belga de Presupuestos, Melchior Wathelet, insistió en la necesidad de "hacer gala de responsabilidad" y alcanzar un pacto antes de fin de año.

De no lograr un acuerdo, la UE se vería obligada a empezar el año prorrogando los presupuestos de 2010 y usando el sistema conocido como de "doceavas partes", que permite un gasto mensual de hasta una doceava parte del presupuesto del período anterior.