Diario de a bordo

Rescatar a Irlanda, el peligro de entrar en el círculo vicioso

La sed de los especuladores puede ser infinita.

Rescatar a Irlanda, el peligro de entrar en el círculo vicioso
Rescatar a Irlanda, el peligro de entrar en el círculo vicioso

Cuántas veces no habremos visto esas películas de náufragos que llevan días por el mar con ese gran suplicio que es la sed en medio de tanta agua. Y es que, como todos sabemos, beber agua del mar, calmaría la sed momentáneamente. Parecería que todo va bien, pero al cabo de poco tiempo, sería todo muchísimo peor. La explicación científica la comentaba por ejemplo el diario Qué! en esta cita: "Beber agua del mar no quita la sed. La razón es que tiene un 3% de sal y los riñones no producen orina con más del 2%. Si bebemos agua del mar los riñones retirarían agua de nuestro cuerpo para diluir esa sal "extra" y eso nos haría sentir más sedientos."

Es decir los riñones, tienen que buscar más agua pura para diluir la sal cuanta más agua del mar tomemos, lo que nos llevaría a la deshidratación y a la muerte, es un "círculo vicioso."

Esta semana hemos vuelto a tener dos temas negativos sobre la mesa. Uno ha sido el temor de que China suba los tipos de interés, que se ha visto al final en cierta forma confirmado, porque el viernes subía los requerimientos de reservas a los bancos. El otro, es algo parecido a la anécdota. Irlanda por todos lados. Pero más que Irlanda, ya se habla claramente del miedo de que Irlanda arrastre a España. El miedo es que el agua "milagrosa" de los rescates primero a Grecia y luego a Irlanda, sea como el agua del mar, y cuantos más rescates haya más sed de rescates tengan los grandes especuladores, y así a Irlanda le suceda Portugal y después... España.

La festividad en Wall Street del próximo jueves aportará tranquilidad a la Bolsa

Desde el punto de vista técnico, si nos vamos al gráfico de semanas del futuro del Mini S&P 500 de arriba, podemos ver como al final la gran zona de resistencias de la que venimos hablando desde hace semanas ha aguantado.

El retroceso de Fibonacci del 61,8% de toda la tendencia bajista, es un nivel muy psicológico y muy seguido por los grandes operadores. Estos niveles suele costar meses pasarlos, por lo que podría darse el caso que el año termine sin ser batido. Al cierre semanal se queda además cerca de la media de 200 semanas, que tampoco es un nivel fácil de dejar atrás.

La semana que viene es una semana peculiar, porque el jueves es Acción de Gracias, un día muy señalado en EE UU, por lo que muchos operadores estarán además de puente al día siguiente y eso puede darnos un par de días de bajo volumen y poco movimiento en Europa, siempre que no medien novedades macro problemáticas.

La semana que entra es muy curiosa desde el punto de vista estacional. Un lector de mi web, Jorge, me mandó estos curiosos datos: en el Día de Acción de Gracias la Bolsa española de 1990 a 2006, sube ¡el 94% de las veces! El cierre de EE UU da mucha tranquilidad habitualmente, las fiestas en Wall Street suelen ser alcistas en Europa y aquí lo vemos reflejado. El día después, sube el 76% de las veces.