Proceso de reestructuración

Roche cerrará instalaciones en Barcelona y prevé 150 despidos

La farmacéutica Roche Farma España anunció el viernes que cerrará las instalaciones que la compañía tiene en Barcelona y se desprenderá de unos 150 trabajadores en toda España, dentro del proceso de reestructuración de la firma para despedir a 4.800 trabajadores en el mundo.

La farmacéutica prevé desprenderse del 6% de su plantilla a nivel mundial para ahorrar costes de 2.400 millones de francos suizos anuales (1.760 millones de euros) en 2011 y 2012. Las regiones más afectadas serán EE UU y Europa, especialmente en la división de ventas y producción del área de Pharma. La empresa puntualizó, sin embargo, que el número final de despedidos "dependerá de cuántos trabajadores se trasladen de Barcelona a Madrid". En Barcelona, trabajan unas 60 personas.

El laboratorio suizo esgrime que "factores como las nuevas normas sobre precios de medicamentos o las pérdidas de exclusividad de sus fármacos y las entradas anticipadas de genéricos que afectan a determinados productos de Roche" han motivado que la compañía diseñe este plan de reestructuración que incluye la revisión local de su área de Atención Primaria.

Roche cuenta con 1.928 empleados en España distribuidos en sus oficinas de Madrid y Barcelona, centros de producción de Leganés, un almacén de distribución de Getafe y un centro de logística de Terrasa. La compañía informó que trabaja "en un plan social para buscar soluciones ante el recorte de plantilla mediante indemnizaciones, prejubilaciones y otras compensaciones que se negociarán con los responsables sindicales".

La primera reunión para negociar los despidos entre empresa y trabajadores tendrá lugar el jueves 25 en Madrid.