En su primer semestre fiscal

Air France-KLM entra en beneficios y gana 1.026 millones

El grupo aéreo franco-holandés Air France-KLM ganó 1.026 millones de euros durante su primer semestre (abril-septiembre) de su ejercicio fiscal 2010/2011, frente a unas pérdidas de 573 millones de euros contabilizadas en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la compañía.

La empresa atribuyó este incremento a la existencia de un entorno económico más favorable que en el pasado ejercicio, lo que ha permitido que las estrategias económicas desarrolladas en la compañía desde hace un año se hayan transformado en beneficios para la aerolínea.

El beneficio operativo también fue positivo y registró unas ganancias de 444 millones de euros, frente a un resultado negativo de 543 millones de euros para el mismo periodo del año anterior.

Los ingresos aumentaron un 14,8% en el primer semestre fiscal, hasta los 12.370 millones de euros, con respecto a hace un año, cuando facturó 10.775 millones de euros, pese a que tuvo que afrontar unas pérdidas de 185 millones de euros a causa de la nube de cenizas volcánicas vertidas al exterior por el volcán islandés durante el mes de abril.

La compañía destacó que se han incrementado los gastos por combustible un 21,1% en el periodo, hasta situarse en los 2.944 millones de euros, mientras que sus costes de personal se recortaron un 0,7%, hasta los 3.690 millones de euros.

Tras valorar estos resultados como "excelentes", el director general de Air France-KLM, Pierre-Henri Gourgeon, señaló que la compañía se centrará durante los próximos tres años en recuperar la senda que lleve al grupo a los niveles de rentabilidad esperados.

En esta línea, subrayó que dentro de su plan estratégico 2011-2014, la aerolínea recortará los gastos en un 3% y prevé que, teniendo en cuenta las condiciones actuales del mercado, el grupo puede obtener un beneficio operativo superior a los 300 millones para el cierre del ejercicio.

Respecto a las cuentas del segundo trimestre fiscal (julio-septiembre), la aerolínea ganó 290 millones de euros, frente a unas pérdidas de 147 millones de euros contabilizadas en el mismo periodo de 2009 y facturó 6.649 millones de euros, un 18,6% más.

Gourgeon concluyó que el segundo trimestre ha sido "particularmente satisfactorio", pese a que la aerolínea tuvo que cancelar durante el mes de septiembre 1.300 vuelos por la huelga de los controladores franceses.