Sondearon proyectos de alta velocidad en Portugal

FCC llevará a Globalvía a por el AVE de Estados Unidos

La gestión de proyectos ferroviarios se ha convertido en una de las prioridades de la operadora de infraestructuras Globalvía, que busca oportunidades en EE UU. Su accionista FCC la va a llevar como socia de consorcio el próximo año para ofertar por el primer tramo de alta velocidad en Florida.

Tras la incertidumbre que inunda los proyectos de alta velocidad ferroviaria en Portugal, donde la española Globalvía ha sondeado su participación junto a FCC en los tramos que deben enlazar Lisboa y Oporto, será EE UU el posible escenario de su estreno en este campo. FCC, uno de los dos accionistas de referencia de la firma que preside Juan Béjar, planea llevarla de la mano en el proceso de licitación de la alta velocidad entre Tampa y Orlando, en Florida. Se trata de buscar sinergias en un terreno en el que FCC tiene sobrada experiencia.

El grupo que controla Esther Koplowitz es integrante de un equipo, con la francesa Veolia y la sueca Skanska, bautizado como Florida Rail Ventures. Según distintas fuentes, ha negociado también la participación de su concesionaria Globalvía. El material rodante que pretenden ofertar es el de Siemens, compañía que comenzó el pasado mes de octubre una gira por la propia Florida mostrando el modelo de tren Velaro, en funcionamiento en España.

El tramo Tampa-Orlando está valorado en unos 3.000 millones de dólares, para poco más de 100 kilómetros. Una suma de la que 1.250 millones de dólares serán financiados por fondos públicos. De hecho, el Secretario de Transportes de EE UU, Ray LaHood, anunció a finales de octubre fondos por 2.400 millones de dólares para 54 proyectos de alta velocidad en 23 estados, de los que 900 millones viajan a California y 800 millones de dólares van destinados al primer corredor de la costa Este, que posteriormente proseguirá hasta Miami.

FCC 10,70 -3,78%

Se trata de un nuevo paso de Globalvía por hacerse hueco en un negocio, el de las concesiones ferroviarias, en el que el pago por disponibilidad se está imponiendo al pago en función de la demanda. Un detalle que mitiga riesgos tanto para los adjudicatarios de la concesión como para sus socios financieros.

Pocos días atrás, el pasado mes de octubre, Globalvía incorporó a su equipo a Fernando Marcos como director del área de Ferrocarriles. Llegado de FCC, donde era responsable del tranvía de Parla, su misión es impulsar a su nueva empresa desde las infraestructuras ferroviarias metropolitanas hasta la alta velocidad.

Puesta en marcha de una nueva sociedad

Globalvía acaba de crear una nueva filial, llamada Globalvía Inversiones. Según fuentes consultadas, se trata de una empresa que se separa del holding de concesiones para que este último amplíe capital a lo largo del primer semestre de 2011. La citada Globalvía Inversiones dará cabida a activos disponibles para la venta, otros en los que la empresa tiene participaciones minoritarias y a las autopistas a la espera del reequilibrio económico-financiero. Se trata de no contaminar el grupo con concesiones de menor calidad y así poder atraer uno o varios socios financieros que aporten, en la referida recapitalización, unos 500 millones al proyecto de expansión.