Industria destinará 200 millones a contenidos digitales

Cultura promete una comisión "plural" para el cierre de webs

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, afirmó ayer que en el próximo trimestre se conocerán más detalles en relación al cierre de páginas webs y afirmó que la posible clausura "dependerá del Parlamento". Para la ministra será muy importante "la pluralidad" de la comisión, señaló en la inauguración del encuentro Ficod.

Ángeles González-Sinde señaló ayer que el cierre de webs dependerá de los "plazos que el Parlamento considere oportuno". "Una vez que lo aprueben, a lo mejor será en cuatro o cinco meses, luego hay que desarrollar el reglamento, crear esa comisión y crear esa oficina de propiedad intelectual y ver qué competencias tienen", dijo la ministra de Cultura.

A la salida de la inauguración de la cuarta edición del Foro Internacional de Contenidos Digitales (Ficod), la ministra precisó que el proceso "llevará su tiempo", si bien intentará que sea con la "mayor agilidad" posible y recordó que el plazo enmiendas terminó hace una semana, informa Europa Press. La titular de Cultura afirmó que al ser un tema "tan importante" que preocupa a los ciudadanos, también será muy importante "la pluralidad" de la comisión, afirmando que contará con "miembros muy expertos y que representen a todas las partes implicadas".

Antes, durante su discurso, González-Sinde recordó que los creadores son propietarios de los contenidos y, con el ejemplo de las patentes en el sector farmacéutico, pidió que se respete a la propiedad intelectual de igual forma que a la propiedad industrial. La ministra indicó que solo así se alcanzará la excelencia, y advirtió que tras ese respeto está la sostenibilidad de los puestos de trabajo. González-Sinde pidió un esfuerzo en la digitalización de contenidos, a la que calificó de crucial y estratégica porque "multiplica la acción cultural". La ministra se refirió al archivo de Indias que, antes de su digitalización recibía 6.000 visitas al año y, tras el proceso, recibió 124 millones de consultas virtuales en 2009.

La titular de Cultura criticó que se haya reabierto la polémica sobre el archivo de Salamanca, afirmando que hay gente con mentalidad predigital. "Se sigue discutiendo sobre el lugar en que debe estar pero, la cuestión relevante es si está bien digitalizada y si está accesible a todo el mundo", señaló.

A su vez, el ministro de Industria, Miguel Sebastián, anunció la puesta en marcha de un plan de impulso para la industria de contenidos digitales que estará dotado en 2011 con un presupuesto de 200 millones de euros. "Pese a las dificultades presupuestarias, es un elemento clave para el desarrollo del nuevo modelo de crecimiento", dijo el ministro, quien insistió en el papel clave de este ámbito. Dichos fondos forman parte del Plan Avanza 2.

En la presentación de Ficod, Sebastián indicó que el plan estará articulado en cuatro áreas de actuación: ayudas a la I+D+i en el ámbito de los contenidos digitales, apoyo a las plataformas de creación y distribución de contenidos ya existentes, apoyo a los emprendedores y la creación de nuevas empresas y el fomento de la internacionalización de los proyectos españoles. El ministro quiso destacar que en estos proyectos habrá colaboración entre los ministerios de Industria y Cultura.

Sebastián aseguró que en los próximos años, el sector TIC se va a convertir en el segundo en peso en el PIB español, solo por detrás del turismo, y por delante de la construcción y la automoción.

Guy Kawasaki afirma que el marketing ha cambiado

Guy Kawasaki, gurú del marketing digital y evangelizador de Apple en la década de los ochenta, fue el encargado de la ponencia inaugural de Ficod. Kawasaki, que también se ha convertido en una figura del capital riesgo tecnológico, desgranó algunos de los puntos principales de su libro El arte del encantamiento, entre los que citó la necesidad de que las empresas confíen en los clientes. Kawasaki indicó que es necesario hacer una detallada preparación del lanzamiento de los productos.

Además, dijo que las empresas deben de ser muy llanas en el lenguaje y no recurrir a la jerga de la industria, e indicó que el marketing ya ha cambiado porque no viene de arriba abajo como sucedía antes donde la empresa "decía lo que había que hacer", sino que ahora hay que tener muy en cuenta las opiniones de las personas.