El recorte de la retribución acabará en 2013

Industria cierra la puerta a cambios retroactivos para la eólica y termosolar

El borrador de real decreto para la energía eólica y solar termoeléctrica del Ministerio de Industria zanja la posibilidad de una revisión a futuro de la retribución para las instalaciones en funcionamiento. Además, el recorte del 35% de las primas eólicas desaparecerá en 2013.

Recortes a cambio de mayor estabilidad regulatoria. Los sectores eólico y solar termoeléctrico pactaron en junio estos términos con el Ministerio de Industria y por fin, en el borrador de la nueva normativa enviado por el Ministerio de Industria al Consejo de Estado, se zanja el tema de las revisiones de las primas a las instalaciones en marcha. Desaparece el fantasma de la tan temida retroactividad que lleva atemorizando al sector de las renovables desde principios de año.

A cambio de esta seguridad a futuro, las eólicas y termosolares pactaron en junio una reducción de las primas y una limitación de horas de funcionamiento de las instalaciones. En el caso de la energía eólica, la reducción asciende a un 35%, como ya se había hecho público, y la retribución volverá a su estado actual a partir de 2013, tal y como recoge el borrado al que ha tenido acceso CincoDías. La Comisión Nacional de la Energía (CNE) consideró que esta rebaja era "muy limitada", dado que solo afecta a las instalaciones del Real Decreto 661/2007, es decir, a un 16% de la potencia. El regulador calculó en septiembre que el ahorro en primas en cuatro años sería tan solo de 100 millones entre ambas.

El texto del borrador, que actualmente está en trámite de dictamen del Consejo de Estado, establece que "las revisiones de las tarifas, primas y límites inferior y superior, a las que se refiere el artículo 44.3 del Real Decreto 661/2007 (el que podía justificar una revisión retroactiva de las primas) no afectarán a las instalaciones inscritas con carácter definitivo en el Registro de régimen especial (...) a fecha de 7 de mayo de 2009 ni a las que hubieran resultado inscritas en el Registro de preasignación de retribución" del ministerio de Industria. Cada tecnología cuenta con un artículo idéntico en ese sentido.

La CNE consideró en septiembre que la rebaja de primas era "muy limitada"

De este modo, parte de la incertidumbre que aquejaba al sector se corrige permitiendo que las instalaciones que ya están inscritas en el Registro y que no habían empezado a construirse, empiecen los trabajos. La industria aseguraba que no se estaba instalando nada a día de hoy dado que no se podía confiar en que no hubiera modificaciones posteriores.

Sin embargo, desde la Asociación Empresarial Eólica (AEE) han hecho hincapié en sus últimas manifestaciones en "avanzar más allá", que si bien el acuerdo tiene relevancia, no acaba del todo con la incertidumbre.

El registro de preasignación de retribución establece un calendario de entrada de las instalaciones eólicas en el sistema que acaba a finales de 2012. Para la termosolar, el fin es 2013. A partir de ahí, se desconoce el escenario a futuro.

Libre compra y venta de parques

Durante la negociación del acuerdo para la nueva regulación, se barajó seriamente la interposición de una limitación al cambio de titularidad de los parques eólicos. Se habló de que un promotor no pudiera enajenar su instalación en los dos primeros años de funcionamiento. La industria se oponía a esta medida alegando que "la energía eólica es un sector maduro, que requiere grandes inversiones y las operaciones de este tipo son limitadas, sin ánimo de especulación". En principio, si el texto se mantiene tal cual hasta su aprobación en Consejo de Ministros, esta limitación ha desaparecido, como pedía el sector.

El borrador permite que ciertas instalaciones que no habían podido entrar en el registro de preasignación y que tuvieran el acta de puesta en servicio anterior al 1 de mayo de 2010, puedan entrar en la lista y cobrar la retribución hasta un límite máximo de 300 MW. Podrán entrar en funcionamiento y, en un primer momento, cobrar el precio del mercado hasta finales de 2011 y después, prima.