El próximo sábado

La cumbre UE-EE UU tratará del combate del cibercrimen y la economía global

La Unión Europea y Estados Unidos crearán en su cumbre del próximo sábado un grupo de trabajo para diseñar la estrategia transatlántica contra el cibercrimen para los próximos años, han informado hoy fuentes europeas.

En esa cumbre UE-EE UU, presidente estadounidense, Barack Obama; y los responsables del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, conversarán sobre seguridad pero también sobre los retos de la economía global, la política exterior, el cambio climático y el desarrollo.

"Los objetivos de la UE y EE UU son los mismos a ambos lados del Atlántico en materia de seguridad y desarrollar instrumentos para perseguir los ciberataques es un interés común", han explicado las mismas fuentes.

Los veintisiete países miembros de la UE ya han tratado a nivel ministerial el blindaje de la comunidad ante los cibercrimenes, aunque del último consejo de ministros de Interior, el pasado día 8, no se derivó aún ningún plan concreto de acción.

Bruselas y Washington estudiarán además cómo cooperar juntos para hacer frente a otras amenazas como "el extremismo violento y el terrorismo".

También tratarán sobre cómo mejorar la seguridad en Oriente Medio, región que centrará el debate en materia de política exterior junto con las negociaciones con Irán sobre el programa nuclear, cuya reanudación está prevista para el 5 de diciembre.

Asimismo, Obama, Van Rompuy y Barroso hablarán sobre vías para ayudar a Pakistán y Sudán, mientras que Afganistán quedará en principio fuera de la agenda.

Sobre Afganistán se tratará ampliamente el mismo sábado en una cumbre de países de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), a la que asistirán también el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y el presidente afgano, Hamid Karzai.

En materia económica, el debate continuará en cómo promover el crecimiento económico y el empleo, tomando como punto de partida las conclusiones del G-20 en Seúl de la semana pasada.

También estarán en la agenda la exploración de nuevas vías de cooperación en lo que se refiere a la regulación financiera, un asunto que entraña "dificultades" porque "cada uno de los reguladores de un lado del Atlántico creen que su sistema financiero es el mejor", dijeron las fuentes.

La UE y EEUU también buscarán "vías de acercamiento" sobre dos asuntos "en los que podrían entenderse", como una posición común de cara a la próxima cumbre de cambio climático de Cancún (México) y la colaboración conjunta en el desarrollo de países emergentes.