Pide "más velocidad" en el proceso de reordenación

BBVA: la 'guerra del pasivo' costará 7.000 millones en ingresos a la banca

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, criticó hoy a las entidades que ofrecen altos intereses en sus depósitos, en lo que se conoce como la 'guerra del pasivo', por el impacto que tiene sobre los ingresos del conjunto del sector, que puede rondar los 7.000 millones de euros en el acumulado del año.

Ilustración de huchas
Ilustración de huchas

Según explicó el 'número dos' del BBVA en el X Encuentro Financiero Internacional Caja Madrid, a principios de 2010 algunas entidades empezaron a ofrecer un interés del 4% en sus depósitos y ello tuvo un efecto contagio en otras instituciones, que se calculó que podría tener un impacto negativo para el sistema en unos 2.000 millones. Una enorme cantidad que no se explica con los bajos tipos de interés y la actual coyuntura económica, explicó.

Si además se tiene en cuenta la prolongación en el tiempo de estas campañas de captación de depósitos y la aparición de otras aún más agresivas, la situación hace pensar que el impacto negativo total para el sector está ahora "más cerca de los 7.000 millones de euros", con lo que más que triplica la previsión anterior.

En cualquier caso, teniendo en cuenta que hablaba de estimaciones, Cano dijo que si los cálculos se equivocaran en un 20%, la reducción de ingresos para las entidades sería de 5.000 millones, una cifra que "sigue siendo una barbaridad", dijo.

BBVA 5,11 0,16%

Insta a la reordenación del sector

Y sin nombrar explícitamente a ninguna entidad, a renglón seguido Cano insistió en que no se podrá volver a una etapa de crecimiento económico si el sistema financiero no está ordenado. Por eso, justificó su idea de que habría que intentar "meter más velocidad" al proceso, con la reducción de la capacidad instalada pero también desde el punto de vista de las políticas comerciales.

En este sentido, el presidente de la consultora Deloitte en España, Fernando Ruiz, abogó por que no se mantengan las altas remuneraciones de los depósitos que algunas entidades hacen a sus clientes, porque no es sostenible remunerar al 4% con tipos de interés en el 1%, y alertó de que la situación en 2011 de las entidades que persistan en esta práctica "será muy difícil".