Por 8.600 millones de dólares

Caterpillar compra una firma de equipamiento minero

Caterpillar, el mayor fabricante de maquinaria pesada del mundo, anunció hoy que ha alcanzado un acuerdo para comprar Bucyrus por 8.600 millones de dólares, una vez incluida la deuda acumulada por la empresa de equipamiento minero, lo que supone una de las mayores compras de su historia reciente.

Según el acuerdo alcanzado entre ambas empresas estadounidenses, que fue detallado en un comunicado de prensa, los accionistas de Bucyrus, una de las mayores empresas de su sector junto con Joy Global, recibirán 92 dólares en efectivo por cada acción, lo que en total supondrá un desembolso para Caterpillar de 7.600 millones de dólares.

Esa cantidad -a la que se suma la deuda de Bucyrus que Caterpillar ha aceptado asumir- supone valorar a la empresa de equipamiento minero un 32% por encima del valor bursátil que tenía al cierre del mercado el pasado viernes, cuando sus acciones acabaron la sesión a 69,62 dólares.

Con esta compra, que podría haber concluido hacia mediados del próximo año, el gigante estadounidense de la maquinaria pesada quiere ampliar su oferta "para atender los crecientes requerimientos" de sus clientes, que cada vez necesitan "productos más complejos".

CATERPILLAR INC. 154,00 -1,52%

La adquisición de Bucyrus es una de las mayores compras acometidas por Caterpillar en los últimos años, lo que supone una clara apuesta por el sector minero, especialmente en economías emergentes.

Sin embargo, sus accionistas parecían reaccionar inicialmente con recelo ante esta operación, ya que poco antes de la apertura de la sesión en la Bolsa de Nueva York sus acciones caían en torno a un 1%.

En cualquier caso, en lo que va de año los títulos de Caterpillar han subido un 42% gracias en parte a la progresiva mejora de sus resultados, una vez que sus clientes vuelven a invertir en maquinaria una vez superada la recesión económica.

Por su parte, las acciones de Bucyrus se disparaban en las operaciones previas a la apertura, y acumulaban un avance del 30%, mientras que las de su competidora Joy Global subían más de 6%.