Asistencia en el hogar

Reparalia eleva un 13% sus ventas en 2010 y un 25% su plantilla

La empresa de asistencia en el hogar Reparalia está pasando de puntillas por la crisis. "Este año vamos a elevar nuestros ingresos un 13% (en torno a los 50 millones de euros) y nuestra plantilla un 25%", asegura Stephen Phillips, consejero delegado de la filial de la empresa británica HomeServe que adquirió el negocio en 2007 al grupo constructor FCC. Desde entonces, su cifra de negocio ha ido creciendo cada año entre un 10% y un 17%.

Por un lado, Reparalia gestiona la reparación de la cartera de clientes de grandes empresas como Endesa o Agbar. A ellas se unirían el próximo año otras dos firmas vinculadas a la gestión de aguas, así como un grupo de electrodomésticos, aunque Phillips no desvela de qué empresas se trata.

Por otro lado, Reparalia también gestiona los siniestros de las divisiones de seguros del hogar de entidades financieras como Banco Santander, BBVA o La Caixa. "Con la crisis, la gente mira mucho más que antes si las reparaciones que tiene que hacer están o no cubiertas por su seguro y eso, a nosotros, nos beneficia".

"Ahora estamos invirtiendo en actividades que aumenten nuestros márgenes. Por ejemplo, estamos analizando cómo actúa la gente cuando llama a nuestro servicio para que nosotros preguntemos de forma mucho más eficiente", explica. En total, Reparalia tiene 115 franquiciados y 370 empleados directos.

Stephen Phillips muestra su satisfacción por la evolución de la empresa en los últimos tres años. "Cuando llegamos a España todo el mundo nos decía que no íbamos a poder y este año hemos duplicado la cartera y hemos alcanzado los 200.000 contratos", asegura. Además, para el próximo año prevemos elevar nuestros ingresos entre un 12% y un 15% y la plantilla en otro 20%", apunta el responsable de la filial del grupo británico.

Marca blanca

"Somos como una marca blanca", asegura el consejero delegado de Reparalia. "Cuando la gente llama a Endesa o a Agbar porque tiene un problema, somos nosotros quienes le atendemos y muchas veces se sorprenden", reconoce Stephen Phillips.