Por la tensión del mercado

El BCE compra deuda por segunda semana consecutiva por valor de 1.073 millones

El Banco Central Europeo (BCE) compró deuda pública la semana pasada, por segunda semana consecutiva, por valor de 1.073 millones de euros (1.459 millones de dólares).

El BCE informó hoy de que llevará a cabo mañana una operación de retirada de liquidez por 65.000 millones de euros, con una semana de vencimiento, para neutralizar su efecto y evitar que suba la inflación.

Tras no haber adquirido deuda pública durante tres semanas consecutivas, el BCE compró bonos hace dos semanas de nuevo, tras la reaparición de tensiones en los mercados de deuda.

El rendimiento de la deuda pública de Grecia, Portugal e Irlanda ha subido en las últimas semanas ya que los inversores se han desprendido de los bonos por las dificultades económicas y políticas que atraviesan esos países.

La Unión Europea (UE) está preparada para salir al rescate de Irlanda en caso de que las autoridades del país, las únicas de las que depende la operación, se decidan a solicitar la ayuda de sus socios.

En la subasta de retirada de liquidez, el BCE ofrecerá mañana a los bancos comerciales de la zona del euro un máximo del 1% por la liquidez.

Esta cantidad de 65.000 millones de euros corresponde a toda la deuda pública adquirida y liquidada hasta el pasado 12 de noviembre.

Desde el pasado 10 de mayo, el BCE compra deuda pública de los países que comparten el euro, sobre todo de los que más dificultades atraviesan actualmente, para estabilizar el mercado de bonos públicos y asegurar su buen funcionamiento.