Enmiendas a los Presupuestos

El PP propondrá grandes ventajas fiscales a pymes y autónomos

El medio millar de enmiendas a los Presupuestos servirán de referencia para el futuro programa electoral.

El PP propondrá grandes ventajas fiscales a pymes y autónomos
El PP propondrá grandes ventajas fiscales a pymes y autónomos

El principal partido de la oposición teme que cale en la opinión pública la impresión de que realmente tiene una agenda oculta que desarrollar en caso de que Mariano Rajoy llegue al Gobierno después de las elecciones de 2012. La verdad es que esta sería una impresión falsa si se dispone de tiempo y ganas para escudriñar las iniciativas que está defendiendo el PP en el Parlamento, buena parte de las cuales han encontrado asiento, sin llegar a ser aprobadas, en las enmiendas a los Presupuestos estatales de 2011 que ahora se tramitan en el Congreso. Contienen un buen número de incentivos fiscales a pequeñas y medianas empresas y autónomos, oferta que el principal partido de la oposición mantendrá en su programa electoral.

Bajo la premisa de que el objetivo primordial debe ser la creación de empleo, el PP es partidario de incentivar a las empresas más activas en este terreno. En concreto, ha propuesto que las que contraten de forma indefinida a trabajadores desempleados de entre 16 y 30 años tengan derecho a una bonificación en la cuota a la Seguridad Social de 800 euros anuales durante un trienio. La medida está concebida, sobre todo, para los jóvenes que lleven inscritos en las oficinas del Inem al menos un año. En el caso de que las contratadas sean mujeres, el PP propone que las bonificaciones se eleven a 1.000 euros por año. Este programa de ayudas se completa con bonificaciones de hasta 1.400 euros al año en el caso de que la contratación beneficie a mujeres paradas mayores de 45 años.

El PP defiende también una tributación especial para las empresas de reducida dimensión. A las que tienen una base imponible comprendida entre cero y 300.000 euros se les aplicaría un tipo en Sociedades del 20%. Por la parte de la base imponible restante, se les aplicaría el 25%.

Jóvenes, mujeres y parados de larga duración, entre las prioridades del PP

El PP también es partidario de que pymes y autónomos puedan compensar a través de liquidaciones de impuestos las deudas reconocidas por las correspondientes administraciones públicas. La medida afectaría a la mayoría de las empresas de reducida dimensión y a los autónomos, que tendrían acceso a la denominada cuenta tributaria.

Capitalización del desempleo

Con el fin de fomentar el empleo autónomo para jóvenes menores de 30 años y mujeres menores de 35, el principal partido de la oposición es partidario de que puedan percibir la prestación por desempleo bajo la modalidad de pago único mediante la capitalización del 100% neto de esta prestación, siempre que el dinero se destine al inicio y desarrollo de una actividad empresarial. El PP recuerda que los jóvenes representan el grupo más castigado por el fuerte aumento del desempleo, en contraste con lo que ocurre en el resto de los países europeos. La dificultad para encontrar trabajo de este colectivo, se razona en el principal partido de la oposición, podría compensarse facilitando el autoempleo.

Con el fin de mejorar las condiciones de los trabajadores autónomos, los populares apoyan también la flexibilización de los plazos que rigen para que puedan aumentar sus bases de cotización y, por tanto, cobrar mayor pensión. En el trámite presupuestario se ha aprobado, de hecho, elevar a los 48 años el límite de edad hasta el cual un trabajador de este tipo puede elegir la base de cotización que determinará su futura pensión, frente a la edad de 45 años a la que quería limitarla el Gobierno.

En el capítulo fiscal, el PP fija claramente su posición en favor de la permanencia de las deducciones por compra de vivienda habitual. En este sentido, se opone a la eliminación de estas desgravaciones para rentas superiores a los 24.000 euros, una medida que piensa adoptar el Gobierno a partir de enero del año que viene. En contraste con esta decisión, el PP propone mantener la deducción por inversión en vivienda habitual en los términos actuales, evitando subidas adicionales de impuestos de hasta más de 1.300 euros anuales a las rentas medias que adquieran un piso dentro de mes y medio.

De vivienda libre a protegida

Con el objetivo de movilizar el actual stock de vivienda nueva sin vender, el PP defiende también medidas concretas. La primera pasa por cambiar el actual Plan estatal de Vivienda y Rehabilitación, que abarca hasta el horizonte de 2012, con el fin de remover los obstáculos que impiden la conversión de vivienda libre en vivienda protegida. También considera urgente aprobar instrumentos económicos y financieros, así como incentivos fiscales, para permitir la incorporación del actual excedente al mercado del alquiler. En este contexto, el PP considera necesario reforzar las estadísticas relacionadas con el mercado inmobiliario, dotándolas de mayor rigor para garantizar la seguridad jurídica de los ciudadanos y de las empresas que se dedican a esta actividad.

Pese a las críticas recibidas en los últimos años por la Sociedad Pública de Alquiler, derivadas en su mayoría de su dudosa eficacia, el PP ha propuesto reforzar sus servicios para el año que viene dotándola con otros 13 millones de euros. En sus cinco años de vida, dicha entidad acumula ya unas pérdidas de 28 millones.

Reordenación global de la Administración

Desde el año pasado, el Gobierno ha aplicado una desordenada reducción del personal público por la vía del establecimiento de una tasa de reposición de efectivos del 10%, decisión que tiene previsto mantener hasta 2013 para reducir unos 30.000 funcionarios. Frente a esta política, el PP propone reducir el personal interino y elaborar un plan de recursos humanos para racionalizar la estructura administrativa.

En este ámbito, el PP se compromete a revisar el régimen retributivo del personal público. Y pone un ejemplo: mientras el presidente del Gobierno gana 78.185 euros, el director de la Fundación Caiber ingresa 120.000.

Ayudas para el sector del automóvil

Todas las operaciones de adquisición de vehículos que quedaron fuera del Plan 2000E merecen una solución. Desde esta perspectiva, el PP se compromete a elaborar un plan de competitividad para el sector de la automoción que le ayude a salir de la crisis. En dicho plan, advierte, se tendrán en cuenta los criterios de los fabricantes y proveedores de componentes, de los operadores logísticos y de los gestores de infraestructuras, sin olvidar las demandas de la industria de dos ruedas.

El PP achaca el desplome en la matriculación de automóviles al adelanto de las compras que se produjo por la finalización de las ayudas estatales.

Respaldo fiscal al personal investigador

Hacer compatible la deducción fiscal por actividades ligadas al I+D+i en la cuota del impuesto sobre sociedades con las deducciones de la Seguridad Social previstas para el personal investigador es necesario para respaldar sus actividades. Esta es otra de las propuestas que el PP llevará a su programa. En los Presupuestos para el año que viene, el primer partido de la oposición ha intentado mejorar las ayudas a este colectivo, defendiendo bonificaciones equivalentes al 40% de las cotizaciones por contingencias comunes a cargo del empresario. El Ministerio de Economía sería el encargado de compensar por el coste de estas bonificaciones.

Jubilación a los 67, pero con incentivos

Frente a las dudas que suscita en el Gobierno la prolongación de la edad de jubilación hasta los 67 años, un debate que el Ejecutivo del PSOE remite ahora al Pacto de Toledo, el PP tiene las ideas más claras: defiende que la edad legal de jubilación se mantenga en los 65 años y que se pueda ampliar a los 67 siempre y cuando sea de forma voluntaria y por decisión del trabajador. Al mismo tiempo, el PP se compromete a incentivar la contratación de mayores de 65 años cuando llegue al Gobierno.

En la actualidad, la edad media real de jubilación se sitúa en los 63 años, aunque la legal esté en 65.

Prolongación de la vida útil de las centrales nucleares

-El PP considera todo un despropósito la intención del Gobierno de cerrar la central de Garoña. Es más, en los Presupuestos del año que viene ha propuesto dar de baja los recursos destinados al plan de dinamización e impulso de la zona de influencia de la central porque "Garoña no se va a cerrar".

-El calendario de cumplimiento de los 40 años de vida útil de las centrales del parque nuclear existentes defendido por el Gobierno no tiene sentido, a juicio del PP. Por ello, propone su eliminación de la Ley de Economía Sostenible que ahora se tramita en el Congreso de los Diputados.

-El aumento de competencia en aquellas etapas del proceso de generación y comercialización energética donde se aprecian restricciones o situaciones de excesivo dominio del mercado, debe ser una exigencia, se asegura en el PP.

-En su oferta electoral, se comprometerá también a acelerar al máximo la ejecución de las infraestructuras necesarias para conseguir la plena interconexión energética con Francia. El objetivo es que esté interconectada el 10% de la potencia instalada.