Emotivo entierro

Gritos de "¡Viva Berlanga!" despiden al cineasta

El cineasta Luis García Berlanga ha sido enterrado hoy en el cementerio de Pozuelo de Alarcón (Madrid) en una emotiva ceremonia a la que han asistido numerosos amigos y personalidades para arropar a la familia en su despedida, que ha concluido con una cerrada ovación y gritos de "¡Viva Berlanga!".

Decenas de familiares, amigos y personalidades asisten al entierro del cineasta Luis García Berlanga que ha tenido lugar hoy en el cementerio de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón
Decenas de familiares, amigos y personalidades asisten al entierro del cineasta Luis García Berlanga que ha tenido lugar hoy en el cementerio de la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón

El coche fúnebre que ha transportado los restos mortales del cineasta desde la Academia de Cine, donde estuvo instalada la capilla ardiente desde ayer, ha llegado al cementerio de Pozuelo poco antes de las tres de la tarde, donde una centena de personas aguardaban su llegada.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y los actores Willy Montesinos y Concha Velasco han sido algunas de las personalidades públicas que han acudido para dar el último adiós a este mito del cine.

A las 15:00 horas, los restos mortales de Berlanga han sido enterrados en la sepultura donde ya descansaban los de su hijo Carlos, uno de los iconos de la música española de los años ochenta, fallecido hace ocho años.

Al pie de la sepultura, su hijo José Luis ha tenido palabras de agradecimiento para la Academia de Cine y los medios de comunicación, así como para los amigos que han acompañado a la familia en los últimos días.

Momentos después, José Luis García Berlanga se ha despedido de su padre con emotivas palabras: "Quien quiera rezar que rece. Adiós maestro".

Un acto en el que no han faltado las lágrimas y las muestras de cariño, y al que también la lluvia se ha sumado para despedir al cineasta.

Con una cerrada ovación y gritos de "¡Viva Berlanga!", los asistentes se han despedido del cineasta, cuya sepultura ha quedado cubierta por decenas de coronas de flores.