Por encima de lo previsto

Portugal coloca 1.200 millones de deuda con un nuevo récord de intereses

Portugal colocó hoy 1.242 millones de euros en deuda soberana con un nuevo récord de intereses del 6,80% en la emisión a diez años, como consecuencia de la creciente presión que sufre en los mercados.

El Instituto de Gestión de Tesorería y Crédito Público (IGCP) luso informó de la emisión de 686 millones de euros con vencimiento en junio de 2020 al interés medio del 6,806%, muy por encima del 6,242% que registró la anterior operación similar, en septiembre pasado.

Otros 556 millones con vencimiento a seis años fueron colocados con un interés del 6,156 también superior al 4,371 de la anterior emisión equivalente, realizada en agosto.

Pese a la nueva penalización de intereses por la desconfianza en la recuperación de la economía lusa la emisión no llegó al 7%, tipo de interés que rozaron ayer las operaciones con bonos portugueses en los mercados internacionales.

Según fuentes oficiales lusas la demanda superó en dos veces a la oferta en la emisión de hoy, en la que se colocó prácticamente todo el montante previsto.

La subida de intereses de la deuda portuguesa tiene muy preocupadas a las autoridades del país, que confiaban en refinanciar su déficit a menores costos tras las drásticas medidas de ahorro estatal adoptadas este año para cumplir las exigencias de la UE y calmar a los mercados.

Analistas, políticos e incluso miembros del Gobierno luso han reconocido que si los intereses que penalizan su deuda siguen subiendo, el país puede verse obligado a recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) para financiar su economía.

El primer ministro socialista José Sócrates, puso en vigor este año una batería de severas medidas de austeridad para reducir el déficit fiscal de Portugal desde el 9,3% en que cerró 2009 al 4,6 en que espera que concluya en 2011.