Investigación de Spanair

Los pilotos piden prudencia a la hora de sacar conclusiones

El sindicato de pilotos Sepla pidió este miércoles respeto para la investigación en curso sobre el accidente del vuelo JK5022 de Spanair, ocurrido en el aeropuerto de Madrid-Barajas en agosto de 2008, y reclamó "prudencia" a la hora de establecer conclusiones precipitadas.

En un comunicado, el colectivo valoraba así el informe realizado por los peritos de Spanair en el que se apunta a que el fallo pudo deberse a múltiples causas, pero en el que se descarta una avería alguna en el relé del avión y se señala que los pilotos olvidaron accionar los alerones.

El Sepla considera que estas informaciones, "en muchos casos sesgadas e interesadas", sólo contribuyen a crean confusión en la opinión pública, a la vez que crean "un malestar y un dolor innecesarios en los familiares de las víctimas". Además, en este caso, su publicación viola el secreto del sumario.

"La señalización de culpables, además de simplista, impide diagnosticar las verdaderas causas para evitar accidentes", advierte el Sepla, que recuerda que actualmente hay dos procesos de investigación abiertos, uno judicial y otro técnico, cuyas conclusiones se esperan para finales de año, según anunció la propia Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Aéreos (CIAIAC).

Al respecto, confió en que en sus conclusiones finales se analicen, con la profundidad y el rigor necesarios, todos los factores que contribuyen a un accidente aéreo, ya que este tipo de accidentes no tienen su origen en una única causa, sino en un modelo de causalidad, según el cual un accidente se produce cuando cierto número de factores confluyen en un mismo punto.

Critican las filtraciones

Para el Sepla, que criticó tanto las filtraciones de la investigación judicial con las conversaciones registradas en las cajas negras, como la "guerra" de informes técnicos, la revelación de estos datos al margen de ambos procesos solo contribuye a "enrarecer el clima de tranquilidad que debe rodear cualquier investigación seria".

"El uso parcial y torticero de la información, que puede llegar, incluso, a condicionar las conclusiones de la investigación o, cuanto menos, a crear percepciones equivocadas en la opinión pública sobre lo que realmente pudo ocurrir", señala en su nota.

Finalmente, recordó que el principal objetivo de cualquier investigación es evitar que se produzcan accidentes similares en el futuro, no buscar culpables "especialmente cuando se carga la culpa en quienes, desgraciadamente, ya no se pueden defender".