Se han descubierto manchas de aceite

Singapore Airlines cambia "por precaución" tres motores de sus A380

Singapore Airlines ha decidido el miércoles cambiar "por precaución" los motores de tres de sus Airbus A380 en los que . "Es diferente de lo que había encontrado Qantas", ha matizado una portavoz en relación a los problemas sufridos el jueves en las unidades del ''superjumbo'' de los que dispone la aerolínea australiana.

"Basándose en nuevos hallazgos de los análisis de inspección a medida que avanza la investigación del incidente de la semana pasada, vamos a llevar a cabo por precaución los cambios de motor", declaró la portavoz, citada por el ''Sydney Morning Herald''.

Los aviones movilizados se encuentran en Londres, Melbourne y Sydney. Los pasajeros han sido desviados a otros vuelos. Hace apenas dos días la compañía había asegurado que en las pruebas técnicas no se había hecho "ningún hallazgo de preocupación". Rolls-Royce, fabricante de los motores Trent 900, ha aconsejado la inspección en los tres motores.

Mientras, los seis Airbus A380 de Qantas van a continuar en tierra al menos dos días más. Uno de estos ejemplares fue el que la semana pasada tuvo que hacer un aterrizaje de emergencia en el aeropuerto de Singapur, adonde llegó con uno de sus reactores incendiados.

Tanto Singapore Airlines como la alemana Lufthansa mantuvieron en vuelo su flota del ''superjumbo'' después de este accidente. Los técnicos de Qantas han señalado que sus Trent 900 estaban funcionando a un ritmo "ligeramente superior" a los de las otras dos aerolíneas.

Un Boeing 787 realiza aterrizaje de emergencia en Texas en vuelo de prueba

Un avión comercial 787 Dreamliner de la compañía Boeing realizó hoy un aterrizaje de emergencia durante un vuelo de prueba, en Texas, después de una alerta de humo en la cabina, según la empresa y la Agencia Federal de Aviación de EE UU. Boeing indicó que recoge datos sobre el incidente. La Agencia Federal de Aviación aseguró también que estudia el suceso.

El avión número dos de una flotilla de seis naves para vuelos de prueba aterrizó alrededor de las 21.00 en la localidad de Laredo, Texas, tras detectarse una situación de emergencia. El diario The Wall Street Journal informa en su página web que a bordo viajaban entre 30 y 40 personas del equipo de vuelos de prueba de Boeing y no hubo heridos.

El incidente representa, por lo demás, el último traspié para Boeing que lleva tres años de retraso en el lanzamiento de su nuevo modelo 787.