Estará listo para comienzos de 2011

El Windsor ultima su renacer como eje comercial de Madrid

Seis años después de su incendio, será emblema de El Corte Inglés.

El Windsor ultima su renacer como eje comercial de Madrid
El Windsor ultima su renacer como eje comercial de Madrid

Lejos queda el esqueleto del antiguo edificio Windsor que iluminó la noche madrileña en su polémico incendio de febrero de 2005. Poco a poco ha ido cobrando forma, elevando su estructura por encima de los 100 metros de altura y cubriendo su fachada con los paneles de vidrio que convertirán su torre en uno de los iconos de la zona financiera madrileña. Y ya se perfila el final del camino.

El nuevo Windsor va estar listo a principios del próximo año. Los trabajadores de la obra en pleno eje de Castellana y Nuevos Ministerios asumen que la construcción se desarrolla según lo previsto. "No puede ser de otra manera, quieren que la obra esté para principios de 2011 y así va a ser", señala uno de los operarios. Casi dos años para culminar unas obras que han conllevado reforzar la cimentación de la estructura que sobrevivió al incendio.

Por ahora, el futuro del Windsor se ha tratado con sigilo. Su propietario, el grupo de grandes superficies El Corte Inglés, ha hecho gala de prudencia y no desvela cuál va a ser la fecha de inauguración. Algunas voces dentro del sector comercial apuntaban que parte de la zona comercial podría estar lista de cara a la Navidad, para aprovechar el tirón de las últimas compras del año, pero por ahora sólo se trata de rumorología.

Sin embargo, el futuro inmueble se perfila como el nuevo eje del futuro comercial de El Corte Inglés: romperá con la estética que hasta ahora han mantenido la gran mayoría de sus grandes almacenes y le permitirá elevar la superficie comercial de su centro de Castellana en más de 21.000 metros cuadrados.

Cuando la compañía presidida por Isidoro Álvarez presentó su proyecto para reconstruir el Windsor en marzo de 2009 ya adelantó que su intención era poner en marcha un edificio de doble uso. Por un lado, la zona comercial que estará en las siete primeras plantas del inmueble (desde la baja al sexto piso) y, por otro, una torre transparente donde se ubicará la zona de oficinas y que ocupará desde la planta novena hasta la 21. Además, otras cuatro estarán dedicadas a servicios técnicos y cinco más estarán bajo tierra destinadas a aparcamientos. Para separar la zona comercial de las oficinas, el inmueble contará con dos accesos diferentes. Según los arquitectos, Pablo Muñoz y Pedro Villalta, que han diseñado tanto el proyecto como su ejecución el movimiento será una de las claves del inmueble que conseguirá gracias a sus paneles exteriores de vidrio y metal, que proyectarán diferentes imágenes en función de la perspectiva.

Por ahora, El Corte Inglés no ha hecho público cómo será la nueva zona comercial. Una de las posibilidades sería aprovechar el futuro edificio para ampliar los espacios dedicados a las grandes marcas del lujo. De hecho, el actual centro de Castellana ya es el elegido para hacer hueco a grandes firmas como LVMH o Gucci. Hace sólo unos días, el grupo español anunció que en un futuro próximo iba a comenzar a distribuir otros grandes del lujo como las firmas italianas especializadas en complementos Prada, Miu Miu o Tod's.

Sin olvidar que en los últimos meses ha sacado fuera de sus grandes almacenes algunas de sus marcas de moda femenina como American Vintage, Hakei, Stefanel o Comptoir des Cottonier que forman parte de tiendas multimarca a pie de calle en un intento de competir con otros gigantes de la moda española como Inditex o Mango. Otras de las posibilidades que se barajan para el inmueble son los servicios que el grupo ha puesto en marcha en otros establecimientos madrileños como el spa urbano o la restauración de alta gama. Habrá que esperar unos meses para que se desvelen todos los detalles.

ISO, una constructora de grandes almacenes

Ibérica de Servicios y Obras (ISO), filial de FCC Construcción, está detrás del futuro emblema de El Corte Inglés. ISO explica a través de su web que su construcción conllevó reforzar la cimentación y la estructura bajo rasante que permaneció en pie tras el incendio de 2005. Pero ésta no es la primera vez que ISO se adentra en el terreno de la construcción de grandes superficies.

El grupo tiene en su haber más de medio centenar de espacios comerciales. Entre ellos, El Corte Inglés en la Avenida de Francia (Valencia), con una superficie total construida de 180.000 metros cuadrados. También ha edificado tres centros comerciales de la cadena de hipermercados de El Corte Inglés, Hipercor. En concreto, los de Elche (Alicante), Mijas (Málaga) y El Bercial (Getafe, Madrid).

Además, se ha encargado de la construcción del Bricor de Alcalá de Henares, uno de los establecimientos de la cadena de bricolaje nacida en 2006 con la que El Corte Inglés ha tratado de adentrarse en negocios donde aún no estaba presente.

En cuanto a la construcción del renacido edificio Windsor, se ha llevado a cabo lo largo de más de dos años, ya que las obras empezaron durante el verano de 2007. A ellos se suman los otros dos ejercicios que conllevó el estudio y la planificación del nuevo inmueble.

El incendio

El Windsor ardió en la noche del 12 al 13 de febrero de 2005. El motivo: una colilla mal apagada. Un año después, El Corte Inglés compró la inmobiliaria Ason a la familia Reyzábal en una operación valorada en 480 millones. La construcción del nuevo inmueble conlleva una inversión adicional de 21,6 millones de euros.