Refleja "el aumento del riesgo de financiación"

Fitch rebaja la evaluación de cuatro bancos portugueses

La agencia internacional Fitch ha rebajado la calificación de emisor a largo plazo (IDR) de los bancos lusos Banco Comercial Portugués (BCP), Banco Espírito Santo (BES), Banco Portugués de Investimento (BPI) y Banif y mantuvo sus perspectivas ("outlook") en negativo.

Según Fitch, este corte refleja "el aumento del riesgo de financiación y liquidez" de estas instituciones financieras, dada la elevada dependencia a las fuentes de financiación de corto y medio plazo.

Asimismo, esta nueva calificación se sustenta por el aumento de estas instituciones a los recursos del Banco Central Europeo (BCE), en un contexto de continuas dificultades de acceso a los mercados de capitales y del deterioro de calidad de los activos domésticos.

El IDR del BCP bajó dos niveles, de "A" hasta "BBB+"; el del BES sufrió la misma reducción, también hasta "BBB+"; mientras que el del BPI apenas descendió un nivel, de "A" hasta "A-".

Por su parte, el del Banif cayó un escalón y pasó de "BBB" hasta "BBB-".

Fitch mantuvo el IDR de la Caixa Geral de Depósitos (CGD) en "A+", ya que se trata de un banco controlado integralmente por el Estado portugués.

Aun así, Fitch redujo el "rating" individual de la CGD, de "B/C" hasta "C", así como el del BES y el BCP, mientras que el del BPI y Banif fue reafirmado.